La FIFA entregó el pasado viernes su veredicto sobre el caso Byron Castillo, luego de la denuncia que presentó Chile en contra del jugador y de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), apuntando a la nacionalidad del futbolista.

Según expuso el organismo en su sitio oficial, “la Comisión Disciplinaria de la FIFA desestima todos los cargos en contra de la Federación Ecuatoriana de Fútbol”. 

Además, “el procedimiento disciplinario iniciado en contra de la Federación Ecuatoriana de Fútbol se declara cerrado mediante la presente”.

Publicidad

Ahora, tal como anunció el presidente de la ANFP, Pablo Milad, Chile apelará al fallo. Sin embargo, advierten de un error clave en la denuncia chilena, por lo que revertir el dictamen en la Cámara de Apelaciones y en el TAS requerirá de un trabajo exhaustivo y profundo.

“Me parece que FIFA no va a cuestionar, nunca, un documento emanado por un tribunal u órgano jurisdiccional del país de una federación miembro. Por lo tanto, si la falsedad que alega Chile se basa en la existencia de un certificado anterior, las posibilidades se reducen notoriamente”, expuso el abogado Francisco Moya en La Tercera.

La única forma de contrarrestar eso es aportar nuevas pruebas, pero no se me ocurre qué prueba puede existir para desarmar una sentencia judicial firme”, complementó.

Por su parte, su colega Mauricio Ríos consideró que “la falsificación de documentos es algo difícil de probar, a pesar de los certificados y las declaraciones aportadas. La defensa debiese tratar de enfocarse en una alteración que provenga del jugador y/o de la federación y no en la validez de documentos emanados, por ejemplo, del registro civil o los tribunales de justicia”.

De esta interpretación se desprende que el error de Chile está en el foco de su acusación, al cuestionar la nacionalidad de Castillo, mientras que para la justicia ecuatoriana y para el Registro Civil de ese país este tema ya se había zanjado.

La FIFA no permite que los conflictos propios de la actividad sean resueltos por la justicia ordinaria, respetando los dictámenes formales de los tribunales u organizaciones que operen en sus países miembro. Por esto, si las autoridades de Ecuador resolvieron que el futbolista es ciudadano ecuatoriano, para el ente rector no hay vuelta que darle.

[VIDEO] FIFA desestima denuncia de Chile en caso Castillo

Publicidad