La segunda vuelta va a ser entre (Gabriel) Boric y (Sebastián) Sichel, eso es un cuadro que se ha ido consolidando”, dice el senador de la UDI Juan Antonio Coloma a T13.CL al analizar la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) publicada este miércoles. Se trata del último sondeo que dará a conocer la entidad, previo a la elección presidencial y parlamentaria del próximo 21 de noviembre.

Justamente, durante esta jornada, los números mostraron al frenteamplista en el primer lugar de las preferencias sobre la pregunta abierta de quién le gustaría que fuera el próximo Presidente de Chile (con un 13%), seguido por el abanderado independiente de Chile Vamos (11%). Más abajo le siguen Yasna Provoste (Unidad Constituyente, 6%) y José Antonio Kast (Partido Republicano, 3%).

Si bien hay coincidencia transversal en el mundo político de que la encuesta del CEP ya no influye como antes ni remueve el tablero, sí, agregan en Chile Vamos, entrega al menos una pincelada del momento.

Publicidad

Algunas claves que mencionan: Sichel tiene más valoración positiva como personaje político que Boric, sorprende la baja puntuación del “otro” candidato de derecha (José Antonio Kast) y que el Frente Amplio sigue siendo la coalición más amenazante para el oficialismo.

Desde el comando de Sichel, la vocera Katherine Martorell (RN) afirmó esta jornada, tras conocerse los resultados, que “estamos viviendo un nuevo ciclo político”, lo que se refleja, añadió, en que “las personas se cansaron de la polarización, por eso están buscando el centro, no quieren políticos peleando entre ellos”.

“Vamos a tener la elección presidencial no solo más estrecha sino que más contrapuesta en materia de propuestas en la historia de Chile”, comenta en tanto el senador Coloma en torno a los números que muestra la encuesta CEP.

Uno de los datos más llamativos para el sector -que incluso destacó la institución- es que un 50% de las personas consultadas aún no define quién es su candidato presidencial. Eso, remarcan, deja un espacio de crecimiento para una carta como Sichel que se posiciona “en el centro”.

Ese mismo 50% para otros es también una oportunidad para crecer. Así lo manifestó Kast, quien se mostró optimista ante el sondeo: “Esta es una elección que está completamente abierta”, aseguró. “Estamos muy contentos, porque a diferencia de hace cuatro años, ahora salimos en la encuesta CEP y estamos en el cuarto lugar”, precisó luego el exdiputado.

“Punto de inflexión”

Más allá del tema presidencial, en la encuesta se reveló que el apoyo a las movilizaciones relacionadas al estallido social de octubre de 2019 disminuyeron de un 55% a un 39%, así como también el de protestas (de 29% a 37%). Incluso, la valoración de la democracia volvió a sus índices previo a la crisis social. Estas cifras, en todo caso, se contrastan con una encuesta realizada en diciembre de 2019, es decir, dos meses después del estallido.

Eso, dicen en la derecha, marca una suerte de “punto de inflexión”, sobre todo considerando lo que ese estallido significó para el actual gobierno de Sebastián Piñera.

El propio candidato Sichel se refirió a este ámbito de la encuesta. “La ciudadanía nos envía un mensaje: cambios en democracia y en paz, no más polarización ni división. Nosotros creemos en el diálogo, en los acuerdos y en un proyecto que escucha y construye pensando en todos los chilenos”, escribió en su cuenta de Twitter sin aludir específicamente a la carrera presidencial que enfrenta, entre otros, con Boric.

“Es un punto de inflexión, una buena noticia”, comentaron durante la jornada en el oficialismo.

El vocero de La Moneda, Jaime Bellolio, abordó ese punto. “Hay un llamado hacia la moderación, hay un llamado hacia los acuerdos, hay un llamado a respetar las reglas, eso es exactamente lo que necesitamos”, dijo.

Eso sí, el gobierno no logra repuntar en su aprobación (16%). De hacerlo, dicen los más optimistas de la coalición, debiese ocurrir solo dos o tres meses antes de que termine el periodo.

Publicidad