El ministro de Educación, Raúl Figueroa, expuso abiertamente su opción en las elecciones presidenciales, donde el próximo 19 de diciembre José Antonio Kast (Partido Republicano) y Gabriel Boric (Apruebo Dignidad) se enfrentarán en la segunda vuelta.

El titular de la cartera señaló que votó por Kast en primera vuelta y que repetirá su preferencia en la jornada decisiva. Sin embargo, en entrevista con Mesa Central de Tele13 Radio, profundizó en el origen de su elección y respondió a las acusaciones de “intervencionismo electoral”.

“Esa entrevista, que salió efectivamente publicada ayer (lunes) en La Tercera, era sobre un tema muy importante que ha estado latente en el debate público, pero que a mi juicio no se ha abordado con el suficiente rigor, que es el debate sobre la libertad de enseñanza y cómo los candidatos lo han enfrentado”, expresó Figueroa.

Publicidad

“En ese contexto, yo creo que es muy importante ir al fondo del tema. Lo que yo he planteado es que la libertad de enseñanza es un principio fundamental que nosotros debemos defender siempre, y por lo tanto cada vez que se identifican aspectos que ponen en riesgo ese principio, creo que también como ministro de Educación tengo el deber de ponerlo sobre la mesa y ese fue el tema central de la entrevista”, continuó.

“Lo resumo muy en simple. Nunca en Chile creo yo habíamos tenido posiciones tan brutalmente honestas en materia de libertad de enseñanza. Hay un documento formal que elaboró el Colegio de Profesores que apoya formalmente a una candidatura, que fue entregado a una de las candidaturas, donde dice expresamente lo siguiente: que están por la extinción del sistema particular subvencionado, que como ustedes saben acoge al 56 por ciento de la matrícula en Chile. La gran condición es que piden que esa extinción sea paulatina”, detalló.

Además, recordó que “Daniel Jadue, que forma parte de la alianza de uno de los candidatos, que dijo derechamente en los debates de las primarias que a él le encantaba la libertad de enseñanza, pero siempre y cuando los colegios no recibieran un fondo del Estado, que es lo mismo que decir que no pueda haber colegios particulares subvencionados”.

Figueroa considera esto “particularmente grave y creo que es un deber de un ministro de Educación, que además ha defendido siempre la libertad de enseñanza, porque esto no es una postura nueva que yo tenga en esto, hacer análisis sobre ese punto”.

“Y lo que agregué, porque en esto no hay misterio, es que me preocupaba que frente a la fuerza que tiene ese gremio en un sector particular de la izquierda chilena y los otros voceros que han señalado esas mismas ideas, que si el candidato Boric iba a ser capaz de resistir la misma presión de esos grupos organizados”, expresó.

Fue ante esto que el ministro, como reveló, votó por Kast en primera vuelta. “Ahora hay dos candidatos, yo me imagino que nadie espera que yo vote por Gabriel Boric, ¿o a alguien le causa sorpresa? Eso sería un notición enorme creo yo, ¿o no?”, señaló.

Finalmente, acerca de las acusaciones de “intervencionismo electoral”, Figueroa se defendió afirmando que “el estándar lo fijó Paula Narváez cuando era ministra vocera de Gobierno. Ella dijo con total claridad que los gobiernos no eran mudos y que los ministros no nos quedaremos callados, defendiendo precisamente la intervención de una ministra de Educación que se refirió al programa de Guillier en ese tiempo”.

Publicidad