Una conmemoración del Holocausto organizada por videoconferencia por la embajada de Israel en Berlín fue interrumpida por desconocidos que publicaron fotos de Hitler y lanzaron consignas antisemitas, indicó la embajada el martes.

La conferencia se celebró el lunes, la víspera del Día de la Memoria de las víctimas del Holocausto, que recuerda a los seis millones de judíos exterminados por el régimen nazi de Adolf Hitler

Como muchos otros eventos en este momento de distanciamiento social debido a la crisis del coronavirus, la videoconferencia se realizó online a través de la plataforma Zoom.

Publicidad

Tswi Herschel, de 77 años, que sobrevivió de niño al Holocausto, explicó que el evento acababa de empezar cuando manifestantes anónimos lo interrumpieron.

Estos gritaron "Palestina, Palestina" y mostraron "fotos pornográficas, fotos de Hitler, una esvástica... toda clase de cosas", contó Herschel por teléfono a la AFP.

"No entendí exactamente lo que estaban diciendo, era muy confuso", añadió.

El embajador israelí en Berlín, Jeremy Issacharoff, escribió en Twitter que el evento se reanudó después sin los "activistas anti-Israel".

"Deshonrar la memoria del #Holocausto y la dignidad de los supervivientes va más allá de la vergüenza [...] y muestra la naturaleza antisemita descarada de los activistas", tuiteó.

La embajada israelí precisó que no estaba clara la identidad de los manifestantes.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, acusó a los activistas de una "increíble falta de respeto hacia los supervivientes y la memoria de los fallecidos". 

"Es una vergüenza indescriptible", tuiteó.

El superviviente Herschel, que a menudo ofrece conferencias sobre el Holocausto y la discriminación, relató que permaneció "muy tranquilo" durante el incidente.

"En cierta manera, es un ejemplo que podría utilizar", señaló.

"La discriminación debe combatirse. Hay muchos cobardes, no muestran sus rostros...", continuó. "Pero es simplemente antisemitismo y el antisemitismo de hoy es muy, muy elevado", agregó.

La aplicación de videoconferencias Zoom, cuyo uso ha explotado durante el confinamiento, es el blanco de numerosas críticas debido a repetidos problemas de seguridad.

Publicidad