Julia Enright, una mujer de 24 años, fue enjuiciada por el asesinato de un exnovio. La trabajadora de la salud lo apuñaló cuando tenía 21 años en una casa en un árbol cerca de su hogar de Massachusetts, Estados Unidos.

La mujer fue acusada de realizar el homicidio con premeditación, ya que intentó fabricar un coartada enviando mensajes de texto a su ex pareja mientras comía sushi, según informó el Daily Mail.

Enright apuñaló a Brandon Chicklis, de 20 años, entre 10 y 12 veces. Después envolvió su cuerpo con bolsas de basura y una manta, para finalmente arrojarlo en el costado de una carretera en New Hampshire.

Publicidad

La defensa de Enright argumentó que la mujer apuñaló a su ex pareja en reiteradas ocasiones en defensa propia, ya que el hombre había intentado violarla. 

La fiscalía a cargo del caso dijo que  Enright realizó el homicidio como una “sorpresa” para su nueva pareja, quien de acuerdo a los fiscales la ayudó a deshacerse del cuerpo de la víctima. La mujer se declaró no culpable del homicidio y se encuentra en prisión preventiva.

El hombre fue encontrado varias semanas después de su muerte, en un estado “esqueletizado” y presentaba varios cortes congruentes con heridas con arma blanca. 

La fiscalía aseguró que ocho días antes del crimen, la mujer intentó sobornar a una clínica de abortos local de Planned Parenthood para que le dejaran quedarse con un feto que abortó para “jugar con sus huesos”

Se espera que el juicio por asesinato dure al menos dos semanas.

 

Publicidad