Las intensas lluvias registradas entre el viernes y este domingo en el estado de Sao Paulo (sureste) dejaron al menos 18 muertos, deslizamientos de tierra y una decena de ciudades afectadas, informaron las autoridades.

"Desde el último viernes, los trastornos causados por el mal tiempo ya provocan 18 muertes, incluidos siete infantes, y dejaron a cerca de 500 familias sin vivienda o desplazadas", indicó en un comunicado la gobernación de Sao Paulo, citando un balance de la Defensa Civil.

Publicidad

Tras un sobrevuelo por zonas afectadas, el gobernador Joao Doria anunció la liberación de 15 millones de reales (unos 2,7 millones de dólares) para atender a las diez ciudades más afectadas del estado con mayor población de Brasil (más de 46 millones de habitantes), y 645 municipios.

"Estoy siguiendo con mucha tristeza los daños causados por las fuertes lluvias en Sao Paulo. Mi solidaridad con las familias y amigos de las 18 víctimas fatales. Estamos trabajando en los rescates", afirmó Doria, según la nota oficial.

Del total de víctimas, 11 fallecieron este domingo en deslizamientos de tierra sobre viviendas en ciudades del interior del estado, según un recuento de la prensa local. Además "hay nueve heridos y cinco desaparecidos", detalló la Defensa Civil.

Los municipios más afectados son Francisco da Mota, con cuatro muertos; Franco da Rocha, donde se registraron tres muertos, y viviendas, una comisaría y un viaducto quedaron inundados; y Embu das Artes, donde un deslizamiento de tierra sepultó a una mujer y sus dos hijos (4 y 21 años) dentro de su vivienda. Otros cuatro miembros de la familia pudieron ser rescatados. En el municipio Varzea Paulista hubo cinco muertos, entre ellos tres niños.

La capital Sao Paulo, la mayor metrópoli de América Latina con 12 millones de habitantes, también reporta lluvias, pero por ahora no declaró incidentes graves.

La Defensa Civil indicó que "hay ocurrencias en todo el estado relacionadas con las lluvias, como inundaciones, caída de árboles, caída de muros y derrumbes, así como interrupciones totales o parciales (del tráfico) en las carreteras", detalló la gobernación.

Desde que inició el periodo lluvioso, a principios de octubre, Brasil registra grandes destrozos por cuenta de las precipitaciones, en particular en el estado de Bahía (nordeste), donde fallecieron 24 personas, y en Minas Gerais (sureste), donde hubo al menos 19 víctimas y miles de desplazados.

Revisa también:

Publicidad