El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence hizo caso omiso de las palabras del Presidente Donald Trump, y en una carta al Congreso aseguró que no detendrá la certificación de la victoria de Biden

Pence escribió que siente que no tiene la "autoridad unilateral para decidir qué votos electorales deben contarse".

[LEE TAMBIÉN]: Trump le dice a sus partidarios en Washington que "nunca" concederá la victoria a Joe Biden

"Hace cuatro años, rodeado de mi familia, hice un juramento de apoyar y defender la Constitución, que terminó con las palabras 'Dios mío, ayúdame'", dice Pence en la carta.

Publicidad

Y agregó: "Cuando se convoque hoy la Sesión Conjunta del Congreso, cumpliré con mi deber de asegurarnos de que abramos los certificados de los Electores de los distintos estados, escuchemos las objeciones planteadas por los Senadores y Representantes, y contamos los votos del Colegio Electoral para Presidente y Vicepresidente de una manera consistente con nuestra Constitución, leyes e historia".

Esto ocurre luego de que Trump, instara a Pence a no certificar la victoria electoral de Joe Biden en una sesión del Congreso prevista para esta tarde, repitiendo acusaciones infundadas de fraude electoral.

"Si Mike Pence hace lo correcto, ganamos las elecciones", dijo Trump a sus partidarios reunidos afuera de la Casa Blanca. "Tiene el derecho absoluto de hacerlo".

"Mike Pence tendrá que ayudarnos, y si no lo hace, será un día triste para nuestro país", añadió Trump, tildando de "débiles" a los legisladores republicanos que planean certificar a Biden.

Sin embargo, según la 12ª enmienda de la Constitución, Pence no podrá revocar la votación.

La ley establece que el vicepresidente no puede juzgar quién ganó los votos electorales de un estado.

Trump ha presionado a los legisladores republicanos para que objeten formalmente en una sesión conjunta del Congreso el miércoles que confirmará la victoria de Biden en el Colegio Electoral.

Los intentos del Presidente saliente de revertir las elecciones han dividido al Partido Republicano, algunos lo respaldan y otros se vuelven contra él.

Publicidad