Una polémica generó la difusión de un documento en el que Carabineros solicitaba a funcionarios de la comuna de Cañete, en la Región del Biobío, un mínimo de controles, fiscalizaciones e infracciones para cursar.

El texto firmado por el comisario Cristián Gutiérrez y fechado de este 20 de febrero de 2019 ordenaba al personal de la tercera comisaría de la comuna "mantener una labor mínima de 22 controles de identidad, 20 controles vehiculares, 5 fiscalizaciones a locales comerciales, 5 fiscalizaciones de locales de alcoholes, 1 infracción a locales de alcoholes, 1 infracción al artículo 26 de la ley de alcoholes, 2 infracción al artículo 25 de la ley de alcoholes, 4 infracciones de tránsito".

Publicidad

A través de un comunicado firmado por el teniente coronel Víctor Blanco, prefecto (s) de la Prefectura Arauco, la institución se refirió a esta orden, asegurando que se trató de un "error de redacción".

"En relación a un documento difundido al personal de la Tercera Comisaría de Cañete, la Prefectura de Carabineros de Arauco, aclara que existió un error de redacción en el señalado escrito, ya lo que se pretende instruir un estimativo de cantidad de controles, no de infracciones", sostuvieron.

Carabineros también aseguró que existen lineamientos que indican que se deben incrementar los controles y fiscalizaciones, motivo por el que se envió la instrucción. Sin embargo, una vez se supo de esta comunicación se dejó sin efecto de manera inmediata y "se solicite un informe al capitán que lo suscribe puesto que todos los oficiales que emiten instrucciones, deben ser rigurosos con la información que transmiten".

 

Publicidad