El pasado martes alrededor de las 22:30 horas, una familia fue asaltada a balazos mientras iban a bordo de su vehículo por Gran Avenida en dirección a la comuna de San Bernardo, región Metropolitana.

Sebastián Medel (28) y Valentina Bascur (29) iban junto a sus hijos, una niña de 13 años y otro de tres, cuando sintieron un primer estallido. Se trataba de un balazo. Luego estos se multiplicaron y notaron que tres autos los seguían.

En medio del asalto, Medel recibió un disparo en la cabeza, por lo que se encuentra internado en el Hospital Barros Luco, en estado grave, pero estable. Tras ser sometido a una cirugía, lograron extraerle el proyectil. 

Publicidad

Tras los hechos y desde el Hospital, Bascur entregó detalles del traumático episodio que vivió junto a su pareja y sus dos hijos.

"Yo gritaba para que reaccionara"

En conversación con Las Últimas Noticias (LUN), Valentina contó que la noche del ataque se dirigían a dejar a su padre a la comuna de El Bosque en un trayecto que conocían de memoria y que no demoraba más de 15 minutos.

Fue a su regreso, hacia a la comuna de San Beranrdo, cuando fueron abordados por tres autos y ella notó que su esposo perdió el control del auto, por lo que le preguntó qué estaba pasando.

"En ese momento me dijo que nos estaban disparando. Yo no me había dado cuenta. En todo caso fue una cosa de segundos", comentó.

Continuando con el relato, dijo que para proteger a sus hijos, lo primero que hizo fue sacar al menor de la silla de seguridad -con quien iba en la parte posterior del auto- y lo dejó escondido entre los asientos: "Usé mis piernas como escudo para proteger a mi hijo. Él se quedó agachado, sin entender nada", declaró.

Tras darse cuenta que eran tres los vehículos que los seguían, tomó por la espalda a su hija -que iba de copiloto- contra sí misma para que no le llegaran balazos a su rostro.

Pero algo no estaba bien, ya que Sebastián no lograba mantener el control del auto y comenzó a desvanecerse hacia el lado del copiloto. "Vi que el Seba se estaba yendo para el lado de mi hija mientras perdía el control del volante. Yo gritaba que reaccionara porque nos íbamos a estrellar. Le pedía que mantuviera el manubrio estable", contó.

Al ver que su pareja no era capaz de responderle, agarró el volante y se estrelló contra otros dos vehículos que pasaban por el lugar. "Nos querían robar el auto porque eran tres vehículos", sostuvo la mujer. 

De un momento a otros los tres autos desaparecieron y ahí vino la peor parte. Valentina intentó abrir la puerta del lado de Sebastián pero estaba cerrada. "Fue ahí cuando me dijo que le dieron en la cabeza".

"Perdió la consciencia, que fue cuando le llegó el disparo y por eso no podía tomar el control del auto", explicó.

Por lo pronto, Valentina señaló que aún no se sabe nada sobre los delincuentes. "Carabineros está investigando", concluyó.

Publicidad