El excarabinero René Villarroel, quien estaba prófugo de la justicia desde fines de julio, se entregó a la policía este lunes, para cumplir su condena de 15 años y un día de cárcel. La justicia chilena lo penó con esta sanción por los crímenes del exdiputado Luis Espinoza y el dirigente campesino Abraham Oliva, ocurridos en 1973.

El senador del Partido Socialista (PS) Fidel Espinoza celebró la detención de quien también era conocido como “Juan Metralla”, culpable del crimen de su padre el 2 de diciembre de 1973, que ocurrió en frutillar, región de Los Lagos.

Publicidad

“Pasaron muchos años buscando justicia para que llegara este día. ‘Juan Metralla’ ya está bajo prisión. Gracias a la labor de la Policía de Investigaciones de Los Lagos, a los medios de comunicación y a todos quienes nos acompañaron en este duro trance”, escribió el senador Espinoza en su cuenta de Twitter.

La bancada de senadores PS también valoró la detención del excarabinero y también la querella presentada por el Ministerio del Interior que buscaba castigar a quienes ayudaran a los condenados por violaciones a los derechos humanos a eludir a la justicia.

“Creemos también que la querella presentada por el Ministerio del Interior en contra de quienes colaboraban a eludir a la justicia al condenado prófugo, ayudó a reducir las redes de protección que aun amparan a los violadores de derechos humanos”, dijeron en una declaración.

El pasado 29 de junio la Corte Suprema rechazó los recursos de casación que había interpuesto la defensa de Villarroel y confirmó la condena de 15 años y un día de cárcel por el crimen del exdiputado y del dirigente campesino Abraham Oliva.

En la sentencia de primera instancia se estableció que tras el golpe de militar del 11 de septiembre de 1973, Villarroel participó en distintas labores junto a las Fuerzas Armadas en la provincia de Llanquihue, donde asesinó a Espinoza y Olivo.

Publicidad