Un hombre de 67 años fue encontrado muerto el pasado fin de semana, tras permanecer varios días secuestrado por unos sujetos en la comuna de Alto Hospicio, provincia de Iquique, en la región de Tarapacá.

De acuerdo a los antecedentes entregados por personal de la PDI y la Fiscalía de Tarapacá, la banda que habría cometido el crimen extorsionó a la familia de la víctima, pidiéndole una millonaria suma de dinero a cambio de no causarle daño.

Tras no lograr reunir el monto solicitado, los sujetos asesinaron al hombre, cuyo cuerpo fue encontrado en un cerro ubicado entre Alto Hospicio e Iquique.

Publicidad

El fiscal jefe de la Región de Tarapacá, Raúl Arancibia, indicó que "estamos ante un hecho grave que se desencadenó a partir del día jueves de la semana pasada y que culminó con la muerte de una persona de 67 años de edad, quien había sido previamente secuestrada, posteriormente fue exigido un rescate para obtener su libertad y en definitiva nunca se produjo, porque fue encontrada por la policía asesinada con heridas corto- punzantes".

Arancibia además declaró que "fue la madrugada del viernes cuando familiares realizaron la denuncia ante la Policía de Investigaciones por una presunta desgracia, en horas posteriores se recibieron llamadas telefónicas exigiendo rescate y se mandaron algunas imágenes de la persona que estaba secuestrada".

"La policía logró en un momento del día sábado ubicar el lugar donde estuvo retenida esta persona, pero no estaba allí y fue encontrada horas después sin vida", manifestó el Fiscal.

La víctima, de acuerdo a lo señalado por Raúl Arancibia "era un pequeño comerciante de Alto Hospicio y no tenía ninguna conexión con la delincuencia".

Finalmente, mencionó que los responsables del crimen "son una banda integrada por ciudadanos extranjeros" que está operando en la región de Tarapacá.

Foto principal del artículo es referencial.

Publicidad