El satélite Copernicus Sentinel-3 de la Agencia Espacial Europea (ESA)  revela a través de imágenes  que la capa de nieve de la cordillera de los Andes ha retrocedido en numerosos lugares en el transcurso del último año. 

Las escasas lluvias y nevadas están dejando muchas de las majestuosas montañas entre Ecuador y Argentina con una capa de nieve irregular o sin nieve en absoluto, ya que la tierra marrón seca yace expuesta, informa la agencia Reuters

Dos imágenes captadas el 27 de julio de 2020 y el 29 de julio de este año, dejan en evidencia el bajo nivel de nieve acumulado en la cordillera de Los Andes en la zona central de Chile y Argentina. 

Publicidad

Dirección Meteorológica de Chile entregó su proyección sobre lluvias para este invierno, señalando que este puede ser el año más seco de nuestra historia. 

A medida que las precipitaciones disminuyen y los glaciares se retiran en toda la región, es probable que las comunidades que dependen de las montañas para el suministro de agua sufran escasez. 

Publicidad