El ministro de Salud subrogante, Alberto Dougnac, anunció este lunes durante el balance de contagios de COVID-19, una serie de cambios en el Plan Fronteras Protegidas, producto de la nueva variante Ómicron.

En este sentido, la autoridad afirmó que se pospondrá la apertura de los pasos terrestres anunciados hace algunos días, es decir, Chacalluta, Pino Hachado y Colchane permanecerán cerrados.

"Esta situación se reevaluará en dos semanas más, a la espera de la evolución epidemiológica nacional e internacional de esta variante", comentó Dougnac.

Publicidad

Por el contrario, continuarán abiertos los puntos fronterizos aéreos de Santiago, Iquique, Antofagasta y Punta Arenas.

Alberto Dougnac también precisó que las personas que pueden ingresar a Chile por pasos fronterizos habilitados son todos los chilenos y extranjeros residentes; los extranjeros no residentes con sus vacunas validadas previamente por el Minsal; los extranjeros no residentes que cumplan requisitos excepcionales del Decreto del Ministerio del Interior; y todos los niños y niñas menores de seis años, sin importar su nacionalidad o estado de vacunación.

Todas estas medidas se mantendrán desde el 1 de diciembre, a excepción de los grupos mencionados entre las restricciones por la aparición de la variante Ómicron.

Publicidad