El Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos reveló nuevos documentos relativos a la relación que hubo entre el gobierno norteamericano y la golpe de Estado que se produjo en Chile en 1973, que terminó con el gobierno socialista de Salvador Allende. 

[LEE TAMBIÉN]: Revelan documentos secretos de Estados Unidos: "Si hay una forma de desbancar a Allende, hazlo"

Los nuevos documentos, que comenzó a revelar el gobierno estadounidense luego de la detención de Augusto Pinochet en Londres en 1998, muestran esta vez mensajes explícitos del Presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, quien pidió a sus colaboradores "desbancar" al Presidente Allende.

Peter Kornbluh, analista en el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, explicó, en conversación con T13 que "hay que recordar que Nixon y Henry Kissinger trataron de empujar un golpe de Estado antes que Allende llegara a La Moneda y este atentado cayó mal con el asesinato del general René Schneider".

Publicidad

Y agregó: "La CIA pensó que este ataque contra Schneider, quien estaba defendiendo la Constitución chilena y el proceso electoral chileno, y por esta defensa fue asesinado; que todo el pueblo chileno y los militares y los líderes iban a ir al lado de un golpe de Estado, pero al contrario todo, el pueblo, todos los líderes, todos los políticos, rechazaron a este atentado. Entonces la administración de Nixon falló en su atentado de bloquear a Allende".

Kornbluh señaló que "lo que estamos viendo en estos documentos es una reevaluación. Ahora que Allende está en La Moneda '¿qué será de nuestra política contra él?' Y el Departamento de Estado presentó una opción: trabajamos y vivimos con Allende, tratamos de apoyar los partidos políticos hasta la próxima elección. Y este fue el argumento que usó Kissinger y el Presidente Ford de justificar las operaciones encubiertas públicamente, esta fue la mentira de usar una opción que estaba rechazada a la intención de Estados Unidos en Chile. Los documentos son pruebas de esto".

La publicación cuenta que el Presidente Nixon se reunió con el Consejo de Seguridad Nacional tras la elección de Allende en Chile, y allí hubo consenso que la elección democrática de Allende y su agenda socialista para un cambio sustancial en Chile amenazaban los intereses de Estados Unidos.

"Si hay una forma de derrocar a Allende, mejor hazlo", indicó Nixon en el encuentro, según el manuscrito.

"Esta frase de Nixon llega de notas escritas a mano por el director de la CIA durante una reunión sumamente importante de todo el Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y en el sumario oficial de esta reunión el 6 de noviembre de 1970 no salen estas palabras, pero en las notas de Richard Helms, que son muy difíciles de leer, sale esta instrucción de Nixon durante una reunión más larga de finalizar oficialmente que iba a hacer la política de intervención contra Allende, después de que él llegó a ser Presidente de Chile", detalló Kornbluh.

En esa misma línea recalcó que "por eso este documento es importante porque podemos cortar, podemos eliminar las mentiras, que fue la intención de la administración Nixon durante los 3 años de gobierno de Allende y podemos revisitar esta historia pensando en su relevancia hoy día, cuando otra vez tenemos en este momento un Presidente que tiene un pensamiento diferentes a lo demás del mundo, que estamos en un proceso de tratar de desestabilizar otros gobiernos como Cuba y Venezuela y otras partes del mundo, y que el mundo esta cambiando y todavía en Chile, 50 años después, hay un debate fuerte y una lucha fuerte sobre desigualdad en la sociedad".

Respecto a la decisión de realizar un golpe de Estado, el analista señaló que "Kissinger realmente era la persona más importante, con más influencia en este proceso. No fue que Nixon no pensó más o menos lo mismo, él vio el voto de Chile para Allende como un insulto a los Estados Unidos. Como puede pensar que el pueblo chileno va a votar y está pensando ‘nosotros vamos a insultar a los Estados Unidos’ no. Nosotros estamos haciendo nuestros votos para la persona que representa más nuestros intereses, pero para Nixon esto fue un gran insulto y él tenía miedo de que otros países de Latinoamérica iban a llegar a ser antiamerica, como Chile. Entonces no fue muy difícil de convencer a Nixon".

 

Publicidad