Criteria dio a conocer este viernes los resultados de su reciente estudio de octubre, destacando –entre otras cosas– la evaluación presidencial y del gobierno.

De acuerdo con las cifras entregadas, en octubre la aprobación al Presidente Gabriel Boric cayó significativamente respecto de septiembre, -7 puntos, quedando en 31 por ciento, la más baja de su gestión.

En tanto, la desaprobación subió siete puntos porcentuales y llegó a 57 por ciento, la más alta desde que asumió en La Moneda el pasado 11 de marzo.

Publicidad

Por su parte, el gobierno cayó siete puntos en aprobación y subió nueve en desaprobación, llegando a 62 por ciento. Esta cifra también representa la mayor desaprobación del actual mando.

En materia de economía las percepciones en octubre se vuelven a mostrar negativamente, luego de una cierta mejora en el mes anterior, asociada a las expectativas por el triunfo del Rechazo.

Concretamente, la percepción sobre la situación económica del país muestra que un 59 por ciento la considera mala, un 40 por ciento regular y sólo un 1 por ciento buena

Además, de acuerdo con los datos de Criteria, la situación económica personal es sólo regular para una mayoría (53%), mala para el 39 por ciento de la población y buena sólo para un 10 por ciento

En este ítem las expectativas de mediano plazo son malas, al punto que la mirada es claramente más negativa respecto del futuro económico que positiva (35% vs 22%).

Finalmente, la percepción mayoritaria es que el país retrocede en su rumbo (60%, la más alta para este gobierno), mientras que, inversamente, sólo un 9 por ciento considera que el país avanza.

Delincuencia

El combate a la delincuencia asoma hoy, según Criteria, como una de las principales urgencias que tiene la ciudadanía, muy por encima del resto de las preocupaciones.

Combatir la delincuencia y el narcotráfico subió cinco puntos en un mes para quedar en 47 por ciento

A la seguridad le siguen la inflación (28%) y el control migratorio (27%), dejando más atrás a salud y pensiones.

En tanto, sobre el orden público y Carabineros –a tres años del estallido social– si en enero de 2020 más de la mitad de la población (53%) juzgaba que estos incitaban a la violencia durante las manifestaciones, hoy ese porcentaje se reduce a 28 por ciento.

De igual modo, en enero de 2020 un 51 por ciento señalaba que Carabineros dañaba intencionalmente a los manifestantes durante las protestas. Hoy ese porcentaje de personas alcanza un 31 por ciento.

En tanto, un 39 por ciento piensa hoy que Carabineros participa en los desmanes callejeros como infiltrados, 11 puntos porcentuales menos que en enero 2020 (50%).

Finalmente, mientras un 44 por ciento cree hoy que las bandas narcos estuvieron involucradas en el estallido social, (5 puntos más que en enero 2020), un 30 por ciento cree que fueron organizaciones políticas internacionales las responsables de la desestabilización del país (7 puntos más respecto de enero 2020).

[VIDEO] Reforma de Pensiones: El duro camino en el Congreso

Publicidad