El Presidente electo, Gabriel Boric, valoró positivamente el reconocimiento del Ejército de Chile de una "profunda herida" institucional por las violaciones a los Derechos Humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

A través del informe "Reflexión sobre las actuaciones del Ejército en los últimos 50 años", la institución castrense reconoció la existencia de una "profunda herida al deber militar" por los crímenes de la dictadura extendida desde 1973 a 1990, además de la no colaboración en materia de reparación, verdad y justicia en los años posteriores.

A raíz de lo mismo, la futura ministra de Defensa, Maya Fernández (PS), afirmó que "las heridas de la dictadura no cerrarán sin verdad, justicia y reparación".

Publicidad

En esa línea, la nieta del fallecido Presidente Salvador Allende agregó que "el reconocimiento de las violaciones a los Derechos Humanos es un acto necesario para sanar el alma de Chile y poder, por fin, mirar de frente al futuro".

Recogiendo sus palabras, el Presidente electo Gabriel Boric manifestó que "el reconocimiento y condena que ha hecho el Ejército de su responsabilidad institucional en las violaciones de Derechos Humanos durante la dictadura es valioso para Chile".

Al respecto, calificó el hecho como un "paso histórico para avanzar en verdad".

"Seguiremos trabajando por la justicia, la reparación. Para que nunca más", agregó.

[VIDEO] El drama de los nacimientos en plena guerra

Publicidad