El Senado aprobó este martes el proyecto de ley que busca poner fin al Servicio Nacional de Menores (Sename) y crear una nueva institución: el Servicio Nacional de Reinserción Juvenil.

Con 27 votos a favor la cámara alta despachó a la Cámara de Diputados la normativa que separa el servicio en dos instituciones; el Servicio de Reinserción Juvenil que fue aprobado por el Senado este martes y cuyo rol estará enfocado en atender a los jóvenes infractores de la ley, y el Servicio Nacional de Protección Especializada, que atenderá a niños, niñas y adolescentes en condición de vulnerabilidad.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, impulsor del proyecto valoró la aprobación.

Publicidad

“Estamos avanzando a paso firme. Con esta aprobación, en poco tiempo más vamos a ver cómo se termina el Sename, y cómo se implementan estos dos nuevos servicios, que permitirán separar a los niños, niñas y adolescentes vulnerables, de aquellos que han cometido delitos. Queremos atender a cada grupo de manera más especializada, de acuerdo a sus necesidades específicas”, dijo el secretario de Estado.

Desde el gobierno aseguran que la nueva institución exigiría un alto nivel técnico a los equipos multidisciplinarios, para implementar un nuevo modelo de gestión que busca tener procesos de intervención para los jóvenes que sean más eficientes y especializados y para lograr esto, el nuevo servicio estaría adscrito al Sistema de Alta Dirección Pública, y se fijarían estándares de calidad para cada programa.

En caso de aprobarse el servicio contaría con un sistema especializado de administración de justicia, con fiscales, jueces y defensores formados especialmente para tratar a infractores juveniles.

Publicidad