Este miércoles, la sala de la Cámara de Diputadas y Diputados aprobó en particular el reglamento interno en torno al monitoreo del consumo de drogas.

Dicho testeo se transformó en norma legal tras Ley de Presupuestos de 2022. No obstante aquello, necesitaba que se aprobara el reglamento para que comenzara su implementación.

Publicidad

En cuanto a las normas que no sufrieron modificaciones, se aprobó que los parlamentarios se someterán al control obligatorio de consumo de sustancias o drogas estupefacientes o sicotrópicas ilegales de forma semestral.

Dicho procedimiento de control comprenderá a todos los diputados "sin excepción, de manera aleatoria y semestral" y que cada uno deberá realizarlo al menos dos veces a lo largo del periodo legislativo.

A su vez, se rechazó una indicación que indicaba que "el diputado cuyo examen arroje un resultado positivo deberá inhabilitarse de todas las votaciones relacionadas con la prevención y control de consumo de drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas productoras de dependencia física o psíquica, capaces de provocar graves efectos tóxicos o daños considerables a la salud sin la debida autorización″.

Por otra parte, se aprobó una indicación que intercaló, en el artículo 1°, entre el vocablo “aleatorios” y la palabra “mediante”, la frase “cuyos resultados serán públicos”, por lo que los resultados de los exámenes serán públicos.

Del mismo modo, se aprobó que quienes arrojen positivo deberán transparentar sus cuentas bancarias para determinar que no tengan ningún tipo de vínculo con el narcotráfico.

Del mismo modo, se eliminó otra modificación que planteaba que “el diputado que se niegue injustificadamente a realizarse el control, tendrá como sanción adicional la establecida en el inciso precedente”, es decir, con la inhabilitación.

Publicidad