Con un 52% de los votos este domingo la senadora Jacqueline van Rysselbergue fue reelecta como presidenta de la UDI al derrotar al candidato de la disidencia el diputado Javier Macaya quien alcanzó el 48% de los sufragios.

Un día después del triunfo, la ex Intendenta de la Región del Biobío analizó la decisión del gremialismo y aseguró que se está construyendo una nueva colectividad: "Yo creo que este es un partido distinto. Acá no es la disidencia, es una lista donde se juntaron ex presidentes, muchas personas disidentes y nosotros representamos las bases. Me hace sentir orgullosa dirigir la UDI construyendo este relato para poder representar no solo a los fundadores, sino que a todo este partido nuevo", precisó.

En este sentido, la parlamentaria hizo una invitación a Macaya, quien le pidió una reunión de trabajo, para que sea uno de los vicepresidentes de la colectividad.

Publicidad

"A mí me encantaría que Javier Macaya pudiera incorporarse a la mesa (directiva). Esa es una señal de unidad fuerte. Que él se incorporara a la mesa nuestra como vicepresidente para poder trabajar en equipo y no solamente en una reunión informal... se lo vamos a solicitar formalmente", sostuvo.

Por último y consultada sobre la existencia de militantes pinochetistas en la UDI, van Rysselbergue dijo que miraban al futuro y que aquello era un visión del pasado. 

"Yo creo que los partidos de Chile Vamos en todos ellos hay personas que rescatan el gobierno militar como un gobierno que le cambió el desarrollo, económico y social a Chile, más allá de la condena que se pueda hacer al tema de las violaciones a los DD.HH. Sin duda que en Renovación (Nacional) hay personas que tienen esa mirada en el pasado, en la UDI también y en Evópoli también les quiero decir", sentenció.

Publicidad