Científicos argentinos descubrieron, hace algunas semanas, un nuevo tipo de arácnido que fue encontrado en las provincias argentinas de Córdoba y Santiago del Estero. Los solífugos, como debiesen ser llamados, son popularmente conocidos como araña-camello y presentan un particular aspecto.

El descubrimiento fue hecho por facultativos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), quienes describieron al ejemplar como venenoso y capaz de comer carne humana, por sus grandes piezas bucales llamadas quelíceros.

El descubrimiento hecho en la zona centro norte de argentina mide dos centímetros de largo y fue llamada Gaucha Ramirezi.

Publicidad

"Es importante conocer la biodiversidad de nuestros países para saber cuál es nuestro patrimonio biológico y así poder preservarlo", dijo a la Agencia CyTA-Leloir el director del estudio, el doctor Andrés Ojanguren-Affilastro, investigador del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia (MACN), según consignó Infobae.

Según contaron los investigadores, la araña-camello fue atrapada gracias a “trampas de caída”, es decir, a recipientes abiertos ubicados bajo tierra, llenos de líquido conservante, instalados para que los arácnidos caigan.

Publicidad