Lisa Vanderpump afirmaque ha aparecido en más programas de telerrealidad que nadie.

Y podría estar en lo correcto, ya que ha salido en más de 340 episodiosde The Real Housewives of Beverly Hills , y en su propia serie Vanderpump Rules.

Aunque su principal audiencia está en Estados Unidos, ambos shows compitieron entre sí por el puesto del más visto el día de su estreno en la televisión por cable.

Publicidad

Vanderpump es, pues, la "reina de los reality shows" de Estados Unidos. Pero al mismo esta mujer de 58 años ha construido, junto a su esposo Ken Todd, de 74, un imperio inmobiliario y de restaurantes.

Según reportó la revista People, su fortuna está valorada en US$75 millones.

Cuando le pregunté si era verdad, exclamo sonriente: "¡Eso espero!".

Inicios en el Soho de Londres

Nacida en Londres en 1960, conserva su apellido de nacimiento, de origen neerlandés.

Ella y su esposo han amasado su fortuna en los últimos 37 años.

Se conocieron en Londres en 1982 cuando ella tenía 21 y él 37. Ella trabajaba como actriz, y él era propietario de un club nocturno.

En solo seis semanas se comprometieron en matrimonio, y en tres meses ya estaban casados.

En seguida, los recién casados comenzaron a comprar y vender casas en Londres.

Poco después abrieron varios restaurantes y bares para clientes de alto standing en la zona del Soho de la capital británica. Suyos eran los bares gays más famosos de los años 90.

Pero poco a poco fueron vendiendo buena parte de sus propiedades londinenses, y desde 2005 viven permanentemente en Los Ángeles, Estados Unidos, donde dirigen una cadena de restaurantes que se extiende por los estados de California y Nevada.

Reina del marketing

Vanderpump empezó a ser conocida en el país en 2010, cuando se estrenó The Real Housewives of Beverley Hills.

Desde entonces, su popularidad en las redes sociales no ha dejado de crecer, y hoy cuenta con 1,8 milones de seguidores en Twitter, y con 2,4 millones en Instagram.

"He estado en The Real Housewives of Beverley Hills durante nueve años" le dice a la BBC.

"Twitter y todas las redes sociales estaban empezando a ser el fenómeno que son hoy, y yo llevé la delantera en eso, lo cual cambió todo".

Si bien es frecuente que se promocionen productos en los reality shows, pocos lo han llevado tan lejos como Vanderpump. Por ejemplo, uno de sus restaurantes, Sur, fue inaugurado durante uno de los episodios más dramáticos de The Real Housewives.

La serie derivada de esta que lanzó, llamada Vanderpump Rules, se desarrolla en el restaurante, entre el constante ir y venir de sus jóvenes y apuestos camareros.

Es la estrategia de marketing conocida como emplazamiento de producto en su máxima expresión.

La periodista Madeline Berg, de la revista Forbes, lo describe como una fusión de entretenimiento y negocio comparable al de los parques temáticos de Disney.

Y es que, muchos de los clientes de Sur acuden allá para poder interactuar con los personajes cuyas vidas conocen por el show que ven cada semana en televisión.

Pero Vanderpump insiste en que para ubicar un producto en los episodios, éste tiene que ser bueno.

"Si de pronto digo, 'mira, aquí estoy, usando un limpiador de piscinas', todo el mundo va a decir que es falso".

Administrar restaurantes no es fácil, subraya la británica, y añade que se asegura de que su equipo de trabajo sea siempre agradable.

"En la industria de la hospitalidad debes lucir siempre una sonrisa en la cara, mostrarte amable y generoso".

Junto con su esposo, posee cuatro restaurantes en Los Ángeles, y asegura que le prestan atención al más mínimo detalle.

"Nada más entrar [al restaurante], puedo percatarme de algo que no está bien", dice Lisa. "Puede que suba la música un poco, o baje las luces".

Amante de los perros y activista

Además de los restaurantes y su trabajo como actriz, Lisa también posee un negocio de accesorios para perros.

El los programas de telerrealidad queda patente que adora a esas mascotas.

Además, dirige la Vanderpump Dog Foundation, una organización sin ánimo de lucro que rescata perros sin dueño de las calles de Los Ángeles y los ubica en hogares, además de hacer campañas internacionales contra la crueldad contra estos animales.

Lisa también utiliza su fama para hacer campaña a favor de los derechos de grupos LGBTI, y para generar conciencia sobre el suicidio, una realidad que la golpeó cuando su propio hermano se quitó la vida en 2018.

Tras nueve años en The Real Housewives, Vanderpump cuenta que no participará en la décima temporada, a estrenarse en 2020.

Esto conllevó a mucha especulación sobre si las otras protagonistas de la serie sentían celos de su popularidad de Lisa, y específicamente de su serie.

"Creo que el éxito de Vanderpump Rules generó sentimientos encontrados", reconoce. "A veces ser votada el personaje favorito genera asperezas".

Le mencionamos entonces que una de sus colegas dice que ser su amiga es como jugar al ajedrez contra el gran maestro Bobby Fischer.

¿Qué piensa de ello?, le preguntamos.

"¿Que soy inteligente? Eso creo, pero con los amigos no pienso estratégicamente".


Aunque algunas personas son muy críticas hacia la telerrealidad, la académica feminista estadounidense Camille Paglia opina queThe Real Housewives tiene calidad documental y que Vanderpump es "un excelente modelo de mujer profesional".

Ella se describe ante todo como empresaria.

"Yo ya dirigía negocios antes de aparecer en reality shows. Por lo tanto, no soy una celebridad. Odio decir eso de mí misma".

Publicidad