"Hay muchos latinos y mexicanos que no hablan español que son muy mexicanos y muy latinos".

Parece una aseveración contradictoria para algunos, pero la frase sale de Andrew "Figgy Baby" Figueroa, un joven rapero de Los Ángeles que encarna precisamente esa realidad.

Pese a crecer en un entorno hispanohablante tanto dentro como fuera de casa -su madre es británica y habla español y su padre es mexicano-, Figueroa nunca aprendió el idioma.

Publicidad

Su historia es la de millones de hispanos y latinos en Estados Unidos que por diferentes motivos no hablan nuestro idioma, sin que eso quiera decir que se sientan "menos latinos".

La vergüenza, dice Figueroa, lo movilizó a escribir una canción de rap que describe la frustración de compartir una identidad con su familia pero no poder comunicarse del todo con ella.

"Tener problemas con el español es ahora la nueva forma auténtica de ser latino en EE.UU.", concluye.

Publicidad