Un extraño mineral fue descubierto dentro de un meteorito, gracias a un reciente estudio que buscaba acceder a los secretos de la roca encontrada hace casi 70 años, a la orilla de una carretera en Australia. 

Según lo informado por Science Alert, es llamado el meteorito Wedderburn, ya que fue cerca de esa localidad donde se descubrió en 1951. La roca fue descrita como del tamaño de un limón y pesaba 210 gramos, despertando el interés de científicos de todo el mundo para estudiar el objeto. 

En el 2018, los investigadores del Instituto de Tecnología de California realizaron el último de estos estudios. Para esto usaron un microscopio de haz de electrones, analizaron una porción de la roca espacial y se encontraron con un mineral raro, previamente sin nombre, que no ocurre naturalmente en nuestro planeta.

Publicidad

El mineral está formado por un patrón especial de átomos de hierro y carbono. Los investigadores lo llamaron "Edscottita", en honor a Edward R.D. Scott, cosmoquímico de la Universidad de Hawai en Manoa. Scott fue el primero en descubrir este mineral en el meteorito y determinar su composición química a principios de la década de 1970, pero no pudo determinar su estructura cristalina.

En este nuevo trabajo, lo que se buscó fue definir su estructura cristalina, lo que permitió certificar que los cinetíficos se encontraban frente a un mineral nunca antes visto en nuestro planeta.

El meteorito corresponde, probablemente, a los restos destrozados de un pequeño planeta que colisionó con otros objetos celestes en el sistema solar temprano pero el mineral edscottita podría haberse formado cuando meteoritos de hierro ricos en níquel como Wedderburn se enfriaron lentamente.

 

Publicidad