Durante la mañana de este domingo, un grupo de medusas apareció en las costas de El Quisco, San Antonio y Santo Domingo. Se trata de la chrysaora plocamia, una medusa mucho menos ponsoñoza que su prima, la no popular fragata portuguesa.

Según José Luis Brito, director Museo de Historia Natural e Histórico de San Antonio, esta especie tiene un tamaño similar al de una pelota de playa cuando está flotando en el agua. Como se puede apreciar en el video (pues quien graba la toca con su mano) la cubierta no es peligrosa, pero los tentáculos pueden producir un choque que provocará dolor, marcas rojas, comezón, entumecimiento u hormigueo.

Publicidad

Cada verano, con el aumento de las temperaturas y la intensidad de los vientos, estas medusas visitan a los vecinos de la Región de Valparaíso, siguen la corriente y mueren despedazadas por los roqueríos.

Sus cuerpos quedan esparcidos a lo largo de la costa y son reconocidos por los locales como las lágrimas de ballena. 

Estas medusas no son tan venenosas como la fragata portuguesa, pero de igual manera se recomienda tener cuidado, pues sus tentáculos también producen una picadura.

No confundir a la fragata con la medusa real

Fragata portuguesa:

Medusa real:

Medusas en la costa de El Quisco

Publicidad