Este miércoles la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a una banda de narcotraficantes que operaba en siete domicilios ubicados en la comuna de La Granja, región Metropolitana y en Quilpué, región de Valparaíso.

En el operativo que se llevó en Quilpué, uno de los imputados, se resistió a ser detenido, disparando directamente a la PDI, pero no logró su cometido, y pudo ser reducido por las autoridades, como se logra ver en el registro de unos de los uniformados.

El procedimiento que llevó a cabo la Brigada de Antinarcóticos y Crimen Organizado de la PDI en conjunto con Fiscalía, con una investigación que se realizó durante ocho meses, se logró la incautación de diferentes tipos de drogas: Ketamina líquida y sólida, cocaína base y marihuana, además de duatro armas: dos de ellas de fantasía y dos pistolas, una de ellas modificada como subametralladora. 

Publicidad

En el lugar se detuvo a dos hombres y una mujer.

Dos de estas personas tenían antecedentes penales, una venía saliendo hace un mes de la cárcel por el mismo tipo de hecho”, indicó Lautaro Arias Berrocal, subdirector de Investigación Policial y Criminalística este jueves.

“Cuando se procede a hacer la irrupción de los siete domicilios, específicamente en Quilpué, los detectives fueron recibidos llanamente a balazos por uno de los sujetos que fue detenido. Gracias al actuar los detectives, la persona imputada y los policías resultaron ilesos", detalló el detective Arias.

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, también estuvo este jueves acompañando a la Brigada de Antinarcóticos, donde aplaudió la realización de este operativo. “Cuando nos preguntan por la seguridad pública, por la droga en las poblaciones, las armas, las balas locas, por cómo poder combatir más y mejor a estas bandas criminales, la respuesta está en este tipo de operativos”, comentó.

“Aquí podemos poner rostro a la banda criminal de barrio, que operaba en dos o tres comunas, con lazos familiares entre ellos y con el barrio donde estabas operando”, añadió.

El ministro destacó también que se trataba de “un clan familiar que tenía contactos a nivel transnacional, para conseguir la droga a través de proveedores, en este caso Bolivia. Lejos de rehuir el debate público respecto a la seguridad ciudadana, de las personas o de las comunas, respondemos con acciones concretas”.

Finalmente, Delgado afirmó que “esta investigación tal vez tiene algo distinto a otras que hemos visto. Esta comienza en el barrio, en el microtráfico. Ahí comienza, y va abriendo caminos para llegar hasta quienes estaban liderando este clan”.

Publicidad