DeportesT13

Peter Shilton y muerte de Maradona: “Parece que tenía grandeza, pero no espíritu deportivo”

Por T13
El portero inglés que sufrió los dos goles más recordados del argentino en el Mundial de México 1986 recordó al ex futbolista el día de su muerte y no dejó pasar “la mano de Dios”.

El partido entre Argentina e Inglaterra por los cuartos de final del Mundial de México 1986 es, probablemente, el partido más recordado en la historia de los mundiales. Ese 22 de junio Diego Maradona marcó uno de los goles más lindo de la historia, dejando en el camino a cinco ingleses, y también un gol con la mano, que después el mismo bautizaría como “la mano de Dios”.

Precisamente aquel gol fue el que nunca le perdonó el portero inglés Peter Shilton, quien precisamente defendía el arco de Inglaterra aquella tarde en el Estadio Azteca de Ciudad de México, y este jueves dedicó algunas palabras a Maradona, quien falleció este miércoles producto de un paro cardiorrespiratorio.

Mediante una columna de opinión en el Daily Mail de su país, Shilton recordó a Maradona, le envió condolencias a la familia del “Diez”, pero también lo volvió a criticar, tal como lo ha hecho desde 1986 por la polémica jugada.

"Me entristece su fallecimiento a tan temprana edad. Sin duda, fue el mejor jugador al que me enfrenté y mis pensamientos están con su familia", comienza el escrito de Shilton.

Sobre “la mano de Dios”, el ex arquero acota que "mientras él corría para celebrarlo, incluso miró hacia atrás dos veces, como si esperara el silbato del árbitro. Sabía lo que había hecho. Todos lo sabían, excepto el árbitro y dos jueces de línea".

Pese a la calidad del segundo gol, que sentenció el 2 a 0 de Argentina sobre Inglaterra, que fue catalogado después como “el gol del siglo” con Maradona gambeteando a medio equipo inglés, Shilton también lo cuestionó.

 Shilton y muerte de Maradona: “Parece que tenía grandeza, pero no espíritu deportivo”

"Anotó un segundo gol brillante casi de inmediato, pero todavía estábamos recuperándonos de lo que había sucedido minutos antes. Por primera vez en el partido, le dejamos correr y marcó. Fue un gran gol, pero no teníamos dudas: sin el primero, no habría marcado el segundo", asegura.

"Lo que no me gusta es que nunca se disculpó. Nunca dijo que había hecho trampa y que le gustaría pedir perdón. En lugar de eso, usó su frase ‘mano de Dios’. Eso no estuvo bien. Parece que tenía grandeza, pero lamentablemente no espíritu deportivo", agregó Shilton.

El ex futbolista termina su escrito recordando que en distintas ocasiones algunos programas de televisión o medios de prensa intentaron un reencuentro entre ambas figuras, sin embargo, nunca se pudo concretar.