DeportesT13

La verdad de Luis Núñez ante juicio por homicidio: "Si hubiese tenido una pistola créeme que asumo"

Agencia Uno
Por T13
El ex futbolista, acusado de asesinato, arriesga una dura condena en el juicio que enfrentará en los próximos días. Él asegura ser inocente.

El ex futbolista Luis Núñez, quien brillara con la camiseta de Universidad Católica en la década de los 2000, está a días de enfrentar el juicio por el homicidio de Juan Pinto, ocurrido en 2018, el cual debería producirse el próximo lunes.

Acusado de asesinato, el ex delantero arriesga una dura condena de presidio perpetuo. Sin embargo, él asegura ser inocente.

En una conversación exclusiva con Bienvenidos, el matinal de Canal 13, Núñez contó su verdad y afirmó que el día del incidente ni siquiera tenía una pistola en sus manos. También detalló cómo fue su huida a Bolivia, donde permaneció 481 días prófugo de la justicia.

Revisa la entrevista completa a Luis Núñez >>AQUÍ<<.

“Esta vez yo no me equivoqué, esta vez es una maldad que me están haciendo, es una cosa que no tiene explicación”, afirma Núñez desde la cárcel de Rancagua.

Yo sí estaba en el lugar, el problema no es mío, el problema es que mi hermano andaba pololeando con su mujer actual. Ese es el problema y por eso se forma la pelea y por eso se forma la balacera y por eso se forma todo”, continua.

La verdad de Luis Núñez ante juicio por homicidio: “Si hubiese tenido una pistola créeme que asumo"

Sobre las personas que dicen que él estaba ahí y que disparó, el ex futbolista sostiene que “no es si se confundieron o no se confundieron, el problema es mentira lo que están diciendo. La persona que me viene acusando está presa por homicidio y la otra persona, la mujer que me viene acusando, también está presa por homicidio”.

“Me gustaría decirle qué le hice yo a ella alguna vez en la vida para que ella me esté haciendo este daño. No se acuerda que se crio conmigo, con mi mamá, que comía en mi casa, ella y su hermano (Mario). Qué les he hecho yo a ellos, que dicen que yo fui, porque yo no disparé, no tenía ni siquiera una pistola, y si hubiese tenido una pistola créeme que me pongo mis pantalones y asumo mi responsabilidad”, expresa con lágrimas en los ojos.

Piden cadena perpetua para ex futbolista Luis Núñez: juicio por homicidio será el 23 de agosto T13
Lee También >

Piden cadena perpetua para ex futbolista Luis Núñez: juicio por homicidio será el 23 de agosto

“¿Y dónde están todas las otras personas que había dentro de una casa? ¿Por qué el fiscal no se dio el tiempo de ir una por una? Estoy arriesgando 17 años de vida por algo que no hice”, agrega.

En caso de ser condenado, Núñez adelanta que “me voy a volver loco. Nunca más voy a probar un bocado ni voy a tomar agua, voy a hacer la huelga más extrema que exista. Yo soy inocente, no voy a dejar que me condenen”.

Fuga a Bolivia

“Lucho Pato” contó en Bienvenidos que “yo lo primero que hice fui a la casa de mi abogado y me senté con él y le dije sabe esto y esto pasa. Y al otro día cuando me iba a entregar, la carpeta aparece cerrada y no nos podían dar ningún tipo de información. Que tenía que entregar sin antecedentes, así no más”.

“Mi abogado me llama, yo le dije ‘yo le devuelvo el llamado’ y tomo la decisión de irme”, comenta.

Sobre cómo cruzó a Bolivia, detalló que “así como pasan todos los días 2 mil inmigrantes. ¿Tú piensas que todos los días 2 mil inmigrantes muestran carnet en la frontera?”, reconociendo que lo hizo de manera ilegal.

“Sí, caminando por el lado, como entran los 2 mil inmigrantes, si no hay control. Crucé al otro lado, pagué 5 mil pesos, me subí a una trufi, llegué a Oruro, en Oruro me subí a otra y llegué a Cochabamba, así de fácil. Te invito a irte conmigo, si alguien nos para o si hay algún control. O sea yo soy el culpable de que Chile y Bolivia no tengan control”, continúa su relato.

“Me instalé y dije ya pero yo aquí sin mi familia no voy a vivir y mandé a buscar a mi señora altiro y se vino a buscar todos los papeles para ya instalarnos para siempre en Bolivia. Mi idea era no volver nunca más, sí a presentarme al juicio”, afirma.

Finalmente, sobre el momento de la detención, sostiene que “lo único que pensé fue en no verle la cara a mis hijas, porque expusieron a mi hija de 11 años y a mi hija de 15 años, las expusieron a que me vieran cómo me detenían. Mi hija está con psicólogo, llora, se siente culpable de que por culpa de ella me pillaron, porque con ella fue la última persona con la que hablé”.