Nacional

Ex dueño de Alvi fue detenido al regresar a Chile

diario-financiero
DF MÁS
Por DF MAS
El 5 de octubre ingresó al país y fue derivado al tribunal para una audiencia de control de detención. Quedó citado para el 10 de noviembre próximo de manera presencial.

Luego de permanecer más de nueve meses fuera del país, prófugo de la justicia, el exdueño de Alvi y Supermax, Alejandro Villablanca, ingresó el 5 de octubre pasado a Chile. En Policía Internacional se activaron las alarmas, fue detenido y llevado al tribunal, donde se realizó una audiencia de control de detención.

Desde noviembre de 2021 que el empresario mantiene querellas de al menos una veintena de empresas de factoring del país por giro doloso de cheques y otras por estafa y apropiación indebida. Y desde diciembre del año pasado que tenía orden de detención, pero no se había logrado dar con su paradero para notificarlo y citarlo al tribunal. Hasta ahora.

El plan de regreso fue premeditado. Un mes antes de entrar al país, el empresario contrató los servicios del abogado Oscar Quiroz como su defensor, con quien no tenía vinculación anterior. Fue él quien lo representó el día de la audiencia y quien lo acompañó al tribunal. Ese día, Villablanca quedó en libertad, no sin antes fijar domicilio en Chile, el cual está ubicado en un departamento de la comuna de Las Condes.

También en esa oportunidad fue notificado de las querellas en su contra y se le fijó audiencia presencial para el 10 de noviembre próximo para comparecer por las acciones judiciales presentadas por Eurocapital y Factor Plus. Ese día el querellado deberá asistir con su cédula de identidad hasta el 3° Juzgado de Garantía, aunque actualmente no cuenta con representante legal: el 20 de octubre pasado, su abogado Oscar Quiroz, dejó el patrocinio de la causa. Según cercanos al caso, luego del 6 de octubre, no tuvo más contacto con Villablanca.

El empresario fundó Supermax en 2017, luego de vender su participación en Alvi a sus hermanos. Alcanzó a tener tres locales en Quinta Normal, Puente Alto y Melipilla, pero el estallido social puso en juego su negocio. El supermercado de Bajos de Mena fue incendiado. Desde esa fecha, Villablanca empezó a tener cada vez más problemas con el pago a proveedores, pero en vez de declararse en insolvencia continuó endeudándose. Hasta que se quedó sin fondos.

Octavio Pérez, socio del estudio Correa & Pérez y representante de Factor Plus, explica que “vamos a perseguir la responsabilidad penal de Villablanca. Ahora comienza el juicio, tenemos fecha de audiencia y vamos a ver qué pasa ahora con él”.