Negocios

Cierre de tiendas y subir márgenes: los ajustes de Falabella en medio del freno de la demanda

diario-financiero
Agencia Uno - Frontis de una tienda Falabella
Por Diario Financiero
Eliminará hasta el 10% de sus multitiendas en Chile, Perú y Colombia en cinco años, y dijo que buscará mejorar su resultado al cuarto trimestre de 2023.

El grupo Falabella anunció que evalúa el cierre de algunos locales de su división de tiendas por departamento en Chile, Perú y Colombia, lo que –dijo el conglomerado- se enmarca dentro de un “proceso de revisión constante” de sus operaciones. El plan se da en medio del auge de las ventas por internet, que ha reducido de manera relevante la rentabilidad de algunos locales de atención directa a público y a la caída que se prevé en el consumo en Chile y la región.

La información fue revelada por el gerente general corporativo de Falabella Retail, Francisco Irarrázaval, en el Investor Day realizado por la empresa en Nueva York la semana pasada.

“Dentro de este proceso de revisión constante, estimamos que en los próximos cinco años vamos a reducir 5% a 10% nuestras tiendas por departamento como parte de un proceso gradual, que no considera cierres masivos”, dijo la empresa.

A junio de este año, la firma operaba 46 multitiendas en Chile, 31 en Perú y 27 en Colombia, siendo uno de sus principales negocios, junto con sus otras divisiones, como el área ferretera Sodimac, el banco y la operadora Mall Plaza.

A principios del año pasado, la compañía concretó el cierre de todas sus tiendas por departamento en Argentina. Tras 28 años, llegó a tener 10 locales, pero la crisis del vecino país y la caída en el consumo llevaron a la empresa a cerrar esta filial y la de servicios financieros, manteniendo su división Sodimac.

En el segundo trimestre, las ganancias del grupo Falabella bajaron 52% interanual, hasta los $ 65.121 millones (US$ 71 millones), lo que se atribuyó al aumento de los gastos ligados a los cambios monetarios y la inflación.

Walmart Chile rematará seis exsupermercados de la región Metropolitana Agencia Uno - Supermercado Líder
Lee También >

Walmart Chile rematará seis exsupermercados de la región Metropolitana

Desafíos y riesgos

La batería de transformaciones que está llevando a cabo el grupo (lo que incluye importantes inversiones para ampliaciones y remodelaciones de locales, así como desembolsos para potenciar la tecnología y logística) fue una de las áreas que más llamó la atención a los asistentes del Falabella Day realizado la semana pasada.

“Lo que más llamó la atención fueron dos cosas principales: el amplio portafolio de acciones que se están tomando para mejorar la rentabilidad en los diferentes segmentos y canales, y el compromiso de mejorar el Ebitda bruto en 200 puntos base para el cuarto trimestre de 2023, incluso si los vientos en contra externos continúan”, explicó a este medio Antonio Hernández, Latin America Consumer senior analyst de Barclays.

¿Son suficientes los cambios que está introduciendo la compañía para hacer frente a la fuerte competencia en el sector del retail debido al auge del comercio electrónico? “En nuestra opinión, son suficientes para compensar la competencia en línea y fuera de línea, aunque persisten los vientos en contra de la industria para todos los jugadores”, dijo el analista.

Una mirada similar tuvo Felipe Molina, del área de renta variable de Security. “El proceso de transformación y la consolidación de un ecosistema físico-digital resulta positivo para la compañía ante un escenario en el cual el canal online ha adquirido cada vez más relevancia, especialmente considerando el mayor potencial de crecimiento que este posee, por lo que creemos que la incorporación de diversos negocios a una plataforma integrada podría posicionar de buena manera a Falabella ante una mayor competencia en el canal”, sostuvo.

Respecto a los mayores riesgos que ve para la empresa, Hernández fue categórico: “Un entorno de consumo débil, alta inflación y la debilidad del tipo de cambio”.

A juicio de Molina, el principal desafío que tiene la compañía en el futuro es qué tan rápido va a ser capaz de materializar sus transformaciones. “Además de la alta exposición que posee a segmentos que son más sensibles al ciclo de la economía y de carácter menos defensivo, lo que implica un desafío en la protección de márgenes frente periodos de desaceleración del consumo”, sostuvo.