Negocios

Netflix se desploma tras anunciar que perdió 200.000 suscriptores en el primer trimestre

diario-financiero
AFP
Por Diario Financiero
Es la primera caída de la métrica en una década y la firma proyecta que perderá otros 2 millones de clientes en el segundo trimestre, configurando su peor año desde que es una empresa pública.

Después de una década de crecimiento meteórico que sacudió a Hollywood hasta la médula, Netflix se ha topado con un muro.

El servicio de transmisión perdió 200.000 clientes en el primer trimestre, siendo la primera vez que pierde suscriptores desde 2011. Netflix también proyecta que perderá otros 2 millones de clientes en el segundo trimestre actual, configurando su peor año desde que es una empresa pública.

Inversionistas, analistas y ejecutivos de Hollywood se habían estado preparando para que la compañía informara sobre un lento comienzo de año, pero aún esperaban que Netflix agregara 2,5 millones de clientes. Las acciones, que ya habían bajado más del 40% este año, se desplomaron en las operaciones posteriores al cierre. A esta hora caen casi 24%.

Asociación de Isapres y debate en Convención: Agencia Uno
Lee También >

Asociación de Isapres y debate en Convención: "Encontramos gravísimo lo que se está presentando"

La gerencia de Netflix señaló cuatro causas, incluida la prevalencia del uso compartido de contraseñas y la creciente competencia. La compañía dijo que hay 100 millones de hogares que usan su servicio y no lo pagan, además de sus 221,6 millones de suscriptores. La compañía está experimentando con formas de registrar a esos espectadores.

“Nuestra penetración relativamente alta en los hogares, cuando se incluye la gran cantidad de cuentas compartidas en los hogares, combinada con la competencia, está creando obstáculos para el crecimiento de los ingresos”, escribió la gerencia en una carta a los accionistas. 

Los resultados tendrán ramificaciones para todas las grandes empresas de entretenimiento. Después de ver a millones de clientes abandonar la televisión paga por streaming, los gigantes del entretenimiento de EEUU se fusionaron y reestructuraron para competir con Netflix en la transmisión. Los inversionistas alentaron este cambio estratégico, comprando acciones en compañías como Disney que demostraron un compromiso con la transmisión.

Entrantes Tardíos

Los problemas de Netflix harán que los inversionistas se pregunten si las compañías de medios que llegan más tarde registrarán suficientes clientes para justificar todo el dinero que están gastando en nueva programación.

Los codirectores ejecutivos Reed Hastings y Ted Sarandos habían desestimado la reciente desaceleración del crecimiento de la empresa como un obstáculo relacionado con la pandemia, que aceleró su crecimiento en 2020. Pero la suma de suscriptores se ha desacelerado durante un año y medio, y la empresa no ha vuelto a los niveles previos a la pandemia.

“El gran impulso de Covid al streaming oscureció la imagen hasta hace poco”, escribió la compañía en su carta.

Netflix perdió clientes en tres de sus cuatro regiones, incluidos más de 600.000 en Estados Unidos y Canadá. Atribuyó la mayor parte de ese desgaste a un aumento de precios y dijo que se esperaba la caída. La invasión rusa de Ucrania le costó a la empresa otros 700.000 clientes cuando tuvo que retirar su servicio, lo que resultó en una pérdida de 300.000 clientes en Europa, Medio Oriente y África.

Punto brillante

Asia era el único punto brillante. Netflix agregó más de 1 millón de clientes en la región, impulsados ​​por nuevos títulos populares como el drama surcoreano All of Us Are Dead.

En general, Netflix había pronosticado que los suscriptores crecerían en 2,5 millones en el primer trimestre, más o menos en línea con las estimaciones de Wall Street. Para el período actual, los analistas pronosticaban ganancias de 2,43 millones.

Netflix se mantiene muy por delante de la mayoría de sus competidores fuera de EEUU y es el servicio de streaming más grande del mundo. Cree que puede salir de su situación actual atrayendo a nuevos clientes con mejores programas y encontrando más formas de cobrar a su base de usuarios existente. Si Wall Street les cree es tema de debate.

Los ingresos del primer trimestre crecieron un 9,8 % hasta los US$ 7.870 millones, por debajo de las estimaciones de los analistas. La ganancia, a US$ 3,53 por acción, superó fácilmente las proyecciones de US$ 2,91.

Para el trimestre actual, Netflix predice que las ventas crecerán un 9,7 % hasta los US$ 8.050 millones, con una ganancia de US$ 3 por acción. Ambos están por debajo de las previsiones de Wall Street de US$ 8.230 millones y US$ 3,02 por papel.