Política

La historia de la cancelación de la charla de US$ 30 mil de Mazzucato

diario-financiero
Reuters
Por DF MAS
Fue el representante de la economista quien contactó a Boma, organización liderada por Ramiro Urenda, para ofrecerle realizar alguna actividad con empresarios -que fuera remunerada- en el mes de octubre, pues ella estaría en Chile. ¿La razón de la cancelación? Mazzucato no quiso que se le vincule con SQM. Cercanos a la organización aseguran que la experta sí estaba al tanto de la historia de la firma de Ponce Lerou.

Fue hace dos semanas cuando la organización Boma, una red global que ofrece programas y consultorías para abordar las transformaciones culturales y empresariales, se acercó al equipo de Copesa para proponerles un evento que tuviera a Mariana Mazzucato como panelista principal.

El presidente y socio fundador de Boma, Ramiro Urenda, había sido parte de un encuentro privado que organizó la firma, a mediados de julio, que él dirigió con la economista ítalo estadounidense, directora del Instituto para Innovación y Propósito Público de University College London (UCL). Según cuentan conocedores, quedaron impresionados con ella. Y se mantuvieron en contacto.

De hecho, el representante de la economista propuso a Boma realizar alguna actividad con empresarios  -que fuera remunerada- en el mes de octubre, pues ella estaría en Chile. Mazzucato cobraría cerca de US $ 30 mil por la charla. 

Y así Boma llegó a Copesa (su gerente general es Andrés Benítez).

A la firma de Saieh le interesó organizar un seminario con Mazzucato. Sobre todo, considerando la cercanía e influencia que tiene con personeros del actual gobierno.

Copesa contactó a diversas compañías para buscar más auspicios.

Tocaron la puerta de SQM, firma que, a través de su gerencia de comunicaciones, aceptó ser la patrocinadora principal del evento. Al monto que la experta solicitaba, había que agregar los costos del encuentro. En total, la cifra que pagaron los cuatro auspiciadores -Boma, CChC, Symnetics y SQM-, fue de alrededor de $60 millones. La minera sería la principal aportante.

Todo esto se logró a principios de octubre.

El evento se anunció y esta semana copó todos los portales de noticias.

Hasta que el martes La Segunda publicó en su portada un titular que señalaba: "Cómo SQM llegó a auspiciar a la gurú económica del Frente Amplio". La economista salió a desmentir al periódico a través de un tuit.

Marcel responde a la economista Mariana Mazzucato: Agencia Uno - El ministro de Hacienda, Mario Marcel
Lee También >

Marcel responde a la economista Mariana Mazzucato: "A nadie le gusta ser un experimento"

Lo que no se supo -pero se especuló- es que la economista no quiso verse envuelta en problemas ni que su nombre se asociara al conflicto de platas políticas que protagonizó SQM. Fue ella misma quien se contactó con Boma, y esa organización dio el aviso a Copesa.

¿Con quien lo conversó ella? Quienes están al tanto de la situación comentan que fueron los mismos chilenos cercanos -José Miguel Benavente, presidente de Corfo, la subsecretaria de Economía, Javiera Petersen, Giorgio Jackson, entre otros- quienes estuvieron de acuerdo y  apoyaron a que desistiera del evento.

Así, ayer, cerca de las 6:30 de la tarde, justo cuando el Presidente Boric se preparaba para ir al encuentro anual de Sofofa, Copesa envió un comunicado en el que se afirmaba que el evento se cancelaba por problemas de agenda de la invitada.

Cercanos a la organización dicen que la economista sí conocía la historia de SQM, pero que la "bomba" de La Segunda, la llevó a bajarse. 

La molestia de SQM

Cercanos a la minera no metálica cuentan que todo este episodio empaña un trabajo comunicaciones que la firma, hoy presidida por Gonzalo Guerrero, viene trabajando hace años, y que desde 2021 -y con mayor fuerza este 2022-, se ha notado a través de campañas publicitarias.

En 2019 se creó la Gerencia de Asuntos Corporativos, liderada por la periodista Ignacia López. Y con la idea era transmitir el mensaje de que esta es una empresa chilena, pero internacional, de vanguardia, y que sus productos colaboran a mejorar la calidad de vida de las personas,  SQM contrató a la agencia creativa “La Familia”, fundada por Ernesto Osses, expresidente de la Asociación Chilena de Agencias de Publicidad.

El litio es, después de todo, clave para la electromovilidad y cualquier tipo de tecnología que utilice baterías eléctricas, como los celulares. 

En mayo la campaña publicitaria se hizo evidente y notoria por sus apariciones en diarios, en radios, patrocinios en eventos, participación en ferias, comerciales en internet y en televisión.  También produjeron el programa Ruta Verde, producido por Ají Films y conducido por Carolina de Moras.

Entre los comerciales destacan el de un joven “gamer” al que se le ve en un computador cuya batería “tiene 10 gramos de litio”, o “el celular de la Paty, que con 3 gramos de litio, se hizo viral”. Además, hay spots que explican en detalle por qué sus productos -uno de ellos es Ultrasol tomate- son ricos en nutrientes -como potasio, magnesio, zinc- y ayudan a que las verduras tengan mejor resultado.

El episodio con Mazzucato, comentan quienes conocen los hechos, despertó un debate que la compañía se había esforzado en alejar. Además, se expuso a un conflicto "gratuito": nadie sospechó que un episodio como este sucedería ni que Mazzucato se bajaría del seminario.

Y recordó uno de los pasajes más complicados de su historia: el conflicto de las platas políticas que tuvo como protagonista a Julio Ponce Lerou, histórico controlador y ex presidente de la compañía. 

Si bien Ponce Lerou hoy está lejos de la toma de decisiones de la empresa, en el accionariado actual de SQM participan el grupo Pampa Calichera, que controla Julio Ponce y designa tres directores y la china Tianqi, que elige otros tres representantes.