Política

Los factores para formar un eventual gabinete de Boric y los posibles nombres

ex-ante
Por Ex-Ante
En círculos cercanos al candidato del FA-PC y en sectores de centroizquierda se mencionan dos factores clave para la conformación de su gabinete si es que gana. El primero es si es fiel su discurso más moderado de segunda vuelta -una inquietud importante- y el otro es que en su corta trayectoria ha demostrado distancia de las estructuras partidarias. En la campaña ha estrechado lazos con figuras como Roberto Zahler, Carlos Gajardo y Carlos Montes, y del PC -cuya postura radical provoca desconfianza- se da segura a Camilo Vallejo. La interrogante es qué lugar ocupará Giorgio Jackson, su principal escudero.

¿Un gabinete moderado? Si resulta electo, todo apunta a que Boric se verá muy presionado a dar señales rápidas del tipo de gobierno que pretende llevar adelante, dada la gran incertidumbre económica que ha despertado entre los inversionistas. Al igual que en el caso de Kast, no existe ninguna señal más importante que los nombres que designará para su eventual gabinete, sobre todo las carteras clave de Hacienda e Interior.

  • Las fuentes consultadas por Ex-Ante – todos cercanos a su candidatura- estiman que los estímulos para cumplir la promesa de moderación, al menos en la primera etapa de su eventual gobierno, son mucho mayores que los de retomar el programa y la agenda de la primera etapa de su candidatura, partiendo por las dificultades económicas que se anticipan para el próximo año.
  • Uno de los factores mencionados -además del compromiso público de moderarse que asumió en la segunda vuelta- es que su 25% obtenido en la primera vuelta no le alcanza para hacer un gobierno con un mínimo de estabilidad. Si obtiene la mayoría será porque se sumaron electores que se inclinaron por su opción principalmente por verla como un mal menor frente a la de José Antonio Kast más que por adhesión a su figura, vale decir ganará con los llamados “votos prestados”.
  • Otro estímulo sería que la composición del Parlamento electo en octubre – donde hay un empate con la oposición en el Senado y una dispersión de votos en la Cámara que no le garantiza mayoría- lo obligará a negociar con las fuerzas opositoras para sacar adelante su agenda.
  • Además, unos seis meses después de que asuma se realizará el plebiscito sobre la nueva Constitución, que puede convertirse en un referendum sobre su gobierno si en ese período no logra resultados. Un desgaste prematuro le podría pasar la cuenta a su administración y a la Convención.

[Minuto a Minuto] Boric gana con un 55,52% de los votos, con el 83,03% de las mesas escrutadas Agencia Uno
Lee También >

Las reacciones al triunfo de Gabriel Boric en la segunda vuelta presidencial

El factor PC. Durante la segunda vuelta Boric ha repetido que “el PC será un partido más”, consciente de que para una parte muy importante de la ciudadanía la línea política radical de ese partido es un flanco débil importante. Ricardo Lagos le dio su apoyo, pero luego salió a cuestionar los principios democráticos de ese partido y ante la pregunta sobre si consideraba a Boric socialdemócrata señaló: “Yo prefiero decir: por sus obras los conocereis”.

  • De acuerdo a las fuentes consultadas por Ex-Ante, si llega a La Moneda Boric le dará espacio al PC en algunas carteras (¿cuatro? ¿cinco?), pero no los ministerios clave (Hacienda e Interior). El PC estaría especialmente interesado en Trabajo y Desarrollo Social.
  • La única figura del PC que se da por segura en el gabinete sería Camila Vallejo, a quien se menciona en la vocería de gobierno. Darle Trabajo significaría poner inmediatamente en la agenda de prioridades inmediatas las 40 horas semanales, proyecto del cual la ex-diputada es autora y que ha sido cuestionado por el Consejo Asesor Externo de Boric en la segunda vuelta, integrado por economistas de centroizquierda y cuya influencia ha sido objeto de controversias.

Factor generacional y distancia de partidos: En Apruebo Dignidad hay claridad de que en un gabinete de Boric los partidos serán escuchados pero no serán decisivos: en su corta trayectoria no ha demostrado gran apego a los partidos. En Izquierda Autónoma, su primera colectividad, tuvo corta vida. En el actual, Convergencia Social, ha perdido las dos últimas elecciones internas. En el Congreso, en vez de almorzar con la bancada del Frente Amplio prefería hacerlo solo leyendo un libro. Y aunque ha comprometido integrar generaciones con más experiencia, su generación sub-40 tendría alto peso (Vallejo responde a ese criterio más que a ser nombre del PC).

  • En una carta publicada este sábado en El Mercurio Boric afirma: “Sé que para más de alguna persona mi edad puede ser un factor de duda a la hora de decidir mi voto. Mi gobierno será liderado por equipos diversos en generaciones, orígenes y experiencias, convocando siempre a las personas más capacitadas, sin distinciones etarias ni de partidos”.
  • El tema etario es un factor importante tanto porque la generación de líderes del 2011 es su grupo de referencia y estará incluida como porque la juventud de sus miembros provoca suspicacias sobre su nivel de preparación para altos cargos.

Los posibles nombres. En la misma carta al diario señala que en su campaña ha convocado “a profesionales independientes tan destacados como Eduardo Engel, Andrea Repetto, Roberto Zahler, Maisa Rojas, Carlos Gajardo, Izkia Siches, Marcelo Lagos, y tantos y tantas más, quienes han liderado nuestros equipos desde sus diversas visiones profesionales. Así queremos gobernar, ampliando equipos y miradas, sin más requisitos que la más alta competencia profesional”.

  • Roberto Zahler, carta para Hacienda. El ex Presidente del Banco Central es mencionado por diversas fuentes como una carta que reúne varios requisitos, si hay una apuesta por la moderación. Además de su experiencia, su gestión en el BC y de dar confianza a los mercados, Zahler es el miembro del Consejo Asesor Externo que más se ha jugado por la candidatura de Boric (fue el único que estuvo en el lanzamiento del programa).
  • UN punto a su favor es que los economistas del FA más cercanos a Boric -además de su juventud y falta de experiencia- no son especialistas en macroeconomía, al contrario de Zahler. Ni Nicolás Grau ni Claudia Sanhueza tienen esa expertise. En caso de que no sea Zahler, Sanhueza tiene la ventaja de ser mujer y de poseer buenas redes con personeros de centroizquierda, como el ex ministro Rodrigo Valdés.
  • Grau y Sanhueza podrían ser cartas para Economía. Pero si de dar confianza a los mercados se trata, el nombre más mencionado es el de Andrea Repetto, pero sus reticencias respecto del programa son un secreto a voces. No dio entrevistas durante la campaña y solo estuvo disponible para participar en la franja.
  • ¿Carlos Montes o Carlos Gajardo a Interior? El senador Montes tuvo un papel destacado en la segunda vuelta y reune varios requisitos: experiencia política, ser del PS (cuya participación institucional en el gobierno todavía no está definida), conocer muy bien el Congreso y tener redes transversales.
  • Gajardo tendría la ventaja de ser una cara nueva y el prestigio de su trabajo como fiscal, un capital para la agenda de ley y orden. Su nombre podría encajar mejor en el ministerio de Justicia o como ministro encargado de la seguridad (ambos candidatos planean que Interior se desprenda de seguridad).
  • Izkia Siches en Salud o Vocería: la aspiración inicial del FA era sumar a Siches a la campaña pensando en que pudiera ser ministra de Salud. Pero su desempeño comunicacional en la campaña a llevado al círculo de Boric a estimar que pueda ser vocera de Gobierno.

El rol clave de Giorgio Jackson. No hay ninguna duda que Jackson jugará un rol clave en el gobierno -para Boric es una pieza fundamental- pero ha dicho que se siente más cómodo influyendo desde la segunda línea, que entre otras ventajas es un lugar más protegido (al revés de Interior). Muchos lo ven como jefe del Segundo Piso. Otros mencionan Cancillería, donde también suenan Paula Narváez y otros personeros socialistas.

  • En el FA apuestan a Jackson para Segpres, aunque también se habla del diputado Miguel Crispi, quien no logró reelegirse en las últimas elecciones.
  • Otro nombre que se menciona para el gabinete, sin especificar donde, es el de la ex-diputada Maya Fernández, que además de ser mujer y socialista, es un símbolo por ser nieta del Presidente Salvador Allende.