Política

Chile Vamos y Partido de J. A. Kast exploran fórmula para ir juntos en lista parlamentaria

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Una “ventana” en la ley de votaciones populares, que permitiría pactar solo para senadores, ha sido una opción abordada de manera informal, justamente porque la derecha le pone más fichas a la Cámara Alta. También se ha planteado que los republicanos aporten con candidatos independientes, aunque sin firmar un pacto. Todo está contrarreloj, pues el próximo 23 de agosto se deben inscribir las candidaturas para la elección de noviembre.

En Chile Vamos y el Partido Republicano han explorado, en las últimas semanas, una inédita fórmula para competir “en conjunto” para la elección para la Cámara Alta. Dirigentes oficialistas y republicanos han hecho ver en el sector una posible ventana en la Ley 18.700 de votaciones populares y escrutinios que permitiría entonces hacer pactos distintos para diputados y senadores.

La consulta escaló hasta el Servicio Electoral (Servel) en los últimos días y de esa entidad han dicho en privado que responderán formalmente a las colectividades que requirieron esa información. Pero relevan lo siguiente: “La ley es relativamente clara”. ¿Qué podría mostrar entonces cierta laxitud? Que son elecciones distintas, dicen en la derecha, y que incluso ahora tienen diferente límite a la reelección; no obstante, señalan algunos abogados expertos en el tema electoral, que esto no sería posible, pues el comicio parlamentario es solo uno.

“Estamos viendo si eso es posible legalmente antes de empezar a considerarlo en serio. No tiene sentido discutirlo políticamente si al final la ley lo impide”, dice a T13.CL el diputado UDI Guillermo Ramírez, quien además integra la mesa negociadora de Chile Vamos.

Agencia Uno
Lee También >

El complejo puzzle de Chile Vamos en la senatorial de Santiago que pone a prueba su peso político

Así, la opción de pactar solo en la elección de senadores se ha explorado en Chile Vamos y en el Partido Republicano, sin embargo, la idea aún no ha sido discutida formalmente.

La UDI, en esa línea, ha bregado con más fuerza gestar una suerte de pacto con el partido de J. A. Kast, mientras Evópoli, comentan, se ha mostrado menos abierto, aunque sin cerrar la puerta. Esas posturas fueron similares a las que se dieron en enero pasado cuando el oficialismo entonces sí logró confluir con el partido de J. A. Kast para competir en los comicios constituyentes.

Esta vez, en todo caso, un pacto formal está casi completamente descartado. De hecho, los republicanos ya informaron públicamente de su pacto “Frente Social Cristiano”, junto al Partido Conservador Cristiano, para enfrentar los comicios parlamentarios.

¿Por qué los dirigentes de derecha y centroderecha entonces están pensando solo en ir conjunto en el Senado? La conclusión es que el sector tiene una posibilidad mayor de obtener buenos resultados en la Cámara Alta según los siguientes números: este 21 de noviembre se eligen 27 senadores en Antofagasta, Coquimbo, Santiago, O'Higgins, Ñuble, Biobío, Los Ríos, Los Lagos y Magallanes, y, de ellos, siete senadores de la derecha salen a competir, mientras mantiene 12. En la izquierda, en tanto, 13 tendrán que disputar su cupo y 11 permanecen. Es decir: la derecha arriesga menos en estos comicios.

En privado los dirigentes dicen que la expectativa de Chile Vamos es obtener el 40% de la representación de la Cámara Alta.

“Nosotros tenemos una oportunidad. De los senadores que no van a reelección, 12 son de Chile Vamos y 11 son de izquierda y, por lo tanto, partimos esta carrera dos metros adelante. Vamos a tratar de aprovechar esa pequeña ventaja que tenemos”, agrega el diputado Ramírez.

Esos números, para algunos en el sector -más pesimistas-, son rebuscados, pues, añaden, será muy difícil repuntar la ascendencia en el Parlamento luego de la debacle electoral para la derecha de la megaelección de mayo. Este escenario, sobre todo, se mira desde la óptica de que, en las circunscripciones que elige un número impar de senadores, será muy difícil superar a la izquierda. En la Región de Los Ríos, por ejemplo, se eligen tres y aspiran a elegir uno. En Santiago, de cinco, máximo aspiran a dos.

En la Cámara de Diputados, en tanto, el escenario es más desolador para el sector teniendo en cuenta que RN, que se convirtió en 2017 en el partido más grande con 36 diputados, en mayo solo eligió a 14 constituyentes.

La posibilidad de agregar independientes cercanos a los republicanos

Otras fórmulas que se han explorado para tener mejor representación de la derecha en el Parlamento es que el Partido Republicano pueda aportar con algunos nombres independientes a su lista en distritos o circunscripciones complejas. La senaduría de Santiago, nuevamente, aparece como un complejo puzzle pues las cartas de José Antonio Kast son Rojo Edwards (exdiputado y excandidato a gobernador metropolitano) e Ignacio Urrutia (diputado exUDI), ambos militantes que, como tal, legalmente no pueden competir en un pacto que no conforme su partido.

Los republicanos, en ese sentido, han hecho ver que están disponibles para omitirse en circunscripciones al Senado como O’Higgins, Ñuble y Magallanes, justamente, dicen, con el fin de no perjudicar a la derecha. En Chile Vamos, eso sí, recalcan que ellos no se omitirán en las senadurías.

“Republicanos ha dicho públicamente que ellos llevan sus listas independientes del pacto, eso está más o menos zanjado, por lo tanto, ellos tienen libertad. Ahora, si hay independientes cercanos al sector -tanto al Partido Republicano como a Chile Vamos- podamos tener la conversación y como siempre tratar de priorizar la fortaleza de nuestras listas”, asegura a T13.CL la secretaria general de Evópoli, Luz Poblete.

El Partido Republicano, en la elección de mayo, ya aportó con varios nombres independientes, aunque en el marco de la firma de un pacto formal.

“Yo soy partidario de conversar siempre y mientras los pactos no estén inscritos, siempre vamos a estar abiertos a ver distintas opciones, pero hoy no hay acuerdo con los republicanos”, complementa Ramírez.

Este viernes, en tanto, el grupo de negociadores -se sumó el exministro Rodrigo Ubilla en representación del comando del candidato presidencial independiente, Sebastián Sichel- se encuentra trabajando en la construcción de las listas en la sede de la UDI y, lo harán, dijeron, “hasta total despacho”, pues solo restan 10 días para inscribir formalmente las candidaturas de cara a los comicios de noviembre.