Política

Cuarentena total en la Región Metropolitana: ¿Qué pasa con la elección de gobernadores?

elecciones-2021
Por T13
Este domingo 13 de junio se realizará la segunda vuelta para elegir a la nueva autoridad en todas las regiones, salvo Valparaíso, Aysén y Magallanes.

¿Qué pasa con las elecciones? Esta fue una de las preguntas que surgió tras el anuncio del Ministerio de Salud de hacer retroceder a todas las comunas de la Región Metropolitana a cuarentena total, tras el alza en los casos activos de COVID-19 y la ocupación de camas UCI. 

Consultada sobre la posibilidad de suspender los comicios, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, fue enfática: "en ningún caso, la elección del domingo va".

Daza explicó que los electores podrán movilizarse a sus locales de votación solamente portando su carnet de identidad. Y reforzó el llamado a no realizar reuniones sociales en estas fechas. 

Lee También >

Segunda vuelta de gobernadores: Quiénes son los candidatos y en qué regiones se vota este domingo

Junto con la región metropolitana, otras 12 regiones realizarán segunda vuelta para definir a sus gobernadores, cargo que -en parte- reemplazará las funciones de los actuales intendentes. 

El Gobernador presidirá el Consejo Regional y tendrá entre sus tareas la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos que dependen o se relacionan con el Gobierno Regional. También podrá asignar recursos de los programas de inversión regional, así como de los programas de inversión sectorial de asignación regional.

Por otro lado, su rol es autónomo y puede formular políticas de desarrollo de la región y someterlas a la aprobación del Consejo Regional. Y, muy importante: no tiene el deber de informar al Presidente de la República acerca de sus funciones.

¿Cómo se diferencia del delegado presidencial?

Como su nombre lo indica, es el delegado una autoridad nombrada por el Presidente de la República y lo representa en el territorio regional. Por ejemplo, estará a cargo de las seremías.

El delegado ejercerá la representación del gobierno interior de cada región y estará en su cargo mientras cuente con la confianza del mandatario de turno.

Tal como lo establece la ley, le corresponde la coordinación, supervigilancia o fiscalización de los servicios públicos creados por ley para el cumplimiento de las funciones administrativas que operen en la región, que dependan o se relacionen con la Presidencia a través de un Ministerio.