Política

Máxima tensión en interna RN augura un partido dividido para la primaria presidencial de Chile Vamos

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Este sábado, Mario Desbordes y Francisco Chahuán se enfrentarán en la elección interna para presidir RN luego de una encendida campaña. La doble candidatura del exministro ha levantado polémica mientras en el panorama se avizoran tres interrogantes post fin de semana: cómo queda la figura presidencial, qué tanto se fragmentarán los apoyos en los comicios del 18 de julio y cómo se enfrentará el futuro más urgente, la elección parlamentaria.

A menos de 24 horas de que la campaña de la primaria presidencial comience de manera oficial, Mario Desbordes tendrá que enfrentar la elección interna de Renovación Nacional (RN) que, este sábado, espera renovar su representación nacional y regional, además de su consejo general.

De manera inédita, el exministro de Defensa enfrenta una doble candidatura: no solo es aspirante a presidir RN sino que además es el candidato presidencial inscrito para competir por su partido en la primaria de Chile Vamos, planificada para el próximo 18 de julio.

Desbordes medirá fuerzas con el senador Francisco Chahuán, quien busca encabezar la tienda junto al diputado Diego Schalper como secretario general.

Este miércoles, la campaña se encendió luego de que Desbordes afirmara en La Red que “el canciller (está) llamando por teléfono en horario de oficina. Uno esperaría que se dedique a la Cancillería...”, en alusión a que el exparlamentario Andrés Allamand -hoy ministro de Relaciones Exteriores y permanente contrincante de Desbordes respecto al rumbo que tiene que tomar el partido- estaría respaldando a la lista de Chahuán.

Desbordes también sostuvo que “Francisco Chahuán y Diego Schalper se han dedicado estos días a ensuciar mucho RN”.

“Esos son manotazos de ahogado”, respondió, en tanto, el diputado Tomás Fuentes, vicepresidente del partido, quien respalda la opción de Chahuán y es cercano a Allamand.

Las acusaciones de una “guerra sucia” en la campaña de las internas, en todo caso, vienen ocurriendo hace varios días. El secretario general de RN, José Miguel Arellano -quien compite con Desbordes por la reelección-, dijo este miércoles que ha habido “funas virtuales” en conversatorios nacionales del exdiputado. Y, agregó, eso es “insólito y lamentable”. Asimismo, Arellano llamó a la unidad. “A partir del domingo, Renovación Nacional es solo uno”, agregó.

¿En qué pie queda la candidatura presidencial de Desbordes?

Más allá de las diferencias que se han manifestado por estos días, los escenarios que enfrenta la carta presidencial de RN se han analizado en la colectividad desde distintos puntos de vista.

El propio Desbordes ha dicho no ponerse en el escenario de ser derrotado este sábado, pero, al mismo tiempo, ha reconocido que esta carrera sí será estrecha. Yo creo que está estrecha, si estamos compitiendo contra Allamand, Chahuán, (Carlos) Larraín...”, aseguró en La Red este martes.

Mientras, Chahuán ha insistido en que triunfará, pues ha recorrido Chile para enfrentar exitosamente esta contienda.

“Si este fin de semana, Mario Desbordes no logra ganar la presidencia de RN, es obvio que tiene que bajar su candidatura. Si es que gana por muy poco, también la debería bajar, porque si no consigue una mayoría considerable dentro de su partido, ¿cómo va a conseguir una mayoría fuera del partido?”, dijo este martes Fuentes sobre el escenario que se viene post 19 de junio.

“Desbordes no tiene por qué bajarse”, señaló, por su parte, la semana pasada el senador Manuel José Ossandón, quien apoya la lista del exdiputado. Aunque dio cuenta del escenario: “He escuchado cualquier cantidad de críticas por esto de la doble candidatura y eso le está haciendo un tremendo daño. El riesgo que asumió Desbordes es gigante, porque si gana por poco, va a tener un daño tremendo para la presidencial”.

Sin embargo, al interior de la lista de Chahuán descartan que esté en sus planes “bajar” a Desbordes de la contienda, pues, subrayan, ya está inscrito legalmente ante el Servicio Electoral a raíz de una decisión institucional del Consejo General.

Al ser consultado por T13.CL sobre si la candidatura de Mario Desbordes está sujeta a los resultados del sábado, Chahuán dice: “En ningún caso, nosotros hemos dicho que no estamos por quitarle el piso Mario Desbordes, por el contrario, somos partidarios de que lo resuelto por el consejo general, se mantenga, y eso implica trabajar mancomunadamente para hacer que las cosas pasen”.

En el partido afirman que la incertidumbre, en todo caso, es alta. Desbordes debe enfrentar su primer debate presidencial el lunes 21, es decir, dos días después de la interna. Si gana Chahuán, por ejemplo, se preguntan, ¿lo apoyará inmediatamente?

¿RN dividido en sus apoyos presidenciales?

Este martes, el presidente de la Cámara, Diego Paulsen (RN), dio públicamente su apoyo al candidato presidencial independiente de Chile Vamos, Sebastián Sichel.

El hecho fue altamente comentado en el partido, pues el diputado es una figura catalogada como “ordenada” y “leal”, así como también reconocida cercana a Cristián Monckeberg, expresidente de la colectividad que está trabajando por Desbordes y que, de hecho, desestimó competir en esta elección interna al no lograrse una mesa de consenso.

Paulsen se sumó así a Fuentes -primer diputado RN en apoyar a Sichel- y, al comunicar su respaldo, el presidente de la Cámara dijo que lo hacía porque Chile Vamos debía crecer al centro. Pero esa idea fue desestimada por Desbordes, pues, sostuvo, los únicos que tienen esa posibilidad son Joaquín Lavín (carta UDI) y él.

“El partido está bien dividido, bien quebrado, es cosa de ver las elecciones internas. Hay muchas personas que han dicho públicamente que están con Sichel, por lo tanto, pienso que hay mucha gente en RN que no está con Desbordes”, dijo Ossandón.

En la bancada de diputados ven que Desbordes no se bajará de la contienda, pero no dejan de advertir que es posible que las bases incluso puedan estar divididas entre su carta, Sichel e incluso Lavín, como una manera pragmática de encarar la primaria. Sobre todo, dicen, porque es conocida la cercanía Lavín-Desbordes. De hecho, el UDI dijo la semana pasada que si no compitiera en la primaria, votaría por el exdiputado el 18 de julio.

En RN, además, se ha abordado la conformación del consejo general. ¿Qué pasa si una de las listas que no triunfa en la mesa nacional, sí queda con mayoría en el consejo? En la colectividad afirman que ese escenario es poco probable y que la institucionalidad “es seria”, por lo que no conducirían un camino para replantear su carta presidencial, pues solo queda un mes.

¿Qué tanto se juegan el “domicilio político” de RN?

Más allá de la figura de Desbordes, en el partido han enfatizado en que, en esta elección, RN se juega dos maneras distintas de posicionarse en el mapa político. La vicepresidenta y diputada Paulina Núñez, por su parte, este martes dijo que, “más allá de quien resulte presidente del partido y qué lista gane, el punto es poder conducir a nuestro partido a uno de mayorías, no un partido atrincherado”.

Desbordes, en tanto, ha enfatizado en que la colectividad debe estar enfocada en el centro, en la derecha social y no estar atrincherado en el sector oriente de la capital.

Mientras, Chahuán ha sostenido que “hay que volver a tener un partido con domicilio conocido en la centroderecha y también con empatía social, con un reformismo moderado que se haga cargo de los temas que el país necesita”. Esto, en alusión al debate que se ha dado en RN de que Desbordes, post estallido social, ha movido a la colectividad “hacia la izquierda”.

El domicilio político, dicen, en ese sentido, va a conllevar a la construcción de la lista parlamentaria para la elección del 21 de noviembre. ¿Hacer o no un pacto con José Antonio Kast, por ejemplo? El diputado Fuentes esta semana se volvió a abrir al respecto, pero Desbordes ha sido tajante con desechar acercamientos con los republicanos, luego de la debacle electoral del 15 y 16 de mayo.

Si el resultado es estrecho, como avizoran ambas listas, el meollo entonces estará en que ninguna nómina podrá tener amplia libertad para la selección de candidatos. Habrá que llegar a acuerdos, de todas maneras, dicen. Sobre todo, recalcan, teniendo a la vista de que en 2017 RN se convirtió en el partido más grande en la Cámara. El desafío es mayor.