Política

Sichel busca empujar a Provoste a la izquierda y contrastar programa con Kast para recuperar apoyos

elecciones-2021
Agencia Uno
Por Paula Valenzuela
Cuando quedan cuatro semanas para la primera vuelta presidencial, el comando lleva adelante una nueva estrategia para que la centroderecha vuelva a tomar al exministro como su primera opción. La primera señal de este cambio fue la fuerza con la que el abanderado ha emplazado a la senadora a retirar el proyecto de ley de indultos por el 18-O.

Una nueva estrategia se afinó durante los últimos en el comando del abanderado del oficialismo, Sebastián Sichel, ante la sostenida baja que ha experimentado en los últimos sondeos en su adhesión ciudadana.

¿Cómo recuperar al electorado de derecha o de centroderecha? Esa es la principal interrogante en momentos en que parlamentarios han manifestado en privado o públicamente su respaldo a la candidatura del republicano José Antonio Kast (exUDI).

Piden invitar a hijos de Piñera y a la Primera Dama a comisión que ve la acusación constitucional Agencia Uno
Lee También >

Piden invitar a hijos de Piñera y a la Primera Dama a comisión que revisa acusación constitucional

Por estos días, además, Sichel ha intensificado sus actividades públicas con temas acorde a la seguridad. Este miércoles, en línea con la ofensiva de la derecha, recalcó que el Congreso debe retirar el proyecto de ley de indultos al 18 de octubre de 2019, a propósito de los incidentes ocurridos en la conmemoración de este lunes. “Si no lo hacen en las próximas 24 horas, creo que el gobierno tiene que evaluar ponerle suma urgencia a través de una indicación”, señaló, junto con subrayar que “cualquier proyecto de indultos acelera la violencia”.

Ese fue un hito del candidato en cuanto a su reacercamiento a la derecha, comentan en el comando, en torno a los nuevos lineamentos de la campaña a cuatro semanas de la elección del 21 de noviembre.

El diagnóstico del comando, en ese sentido, es el siguiente: Sichel no genera rechazo -el electorado no está “en contra” del exministro- sino más bien la contingencia, algo “cáotica”, ante el 18-O, tiende a irse a extremos. Así, recalcan que el votante de derecha quiere “seguridad y crecimiento económico, junto a la estabilidad”, por lo que, mencionan, Sichel debe seguir ubicándose al centro. “Yasna Provoste es lo mismo que Gabriel Boric y J. A. Kast es extrema derecha”, dicen. En esa línea, agregan, lo relevante es mostrar que los extremos -cualquier color sea- no sirven al país.

De esa forma, el foco sería tomar distancia del abanderado frenteamplista y concentrar los dardos en la democratacristiana.

“Decirle a la senadora Provoste que con la democracia no se juega y que la democracia se hace en paz. Ese es el sentido no solamente de esta candidatura, sino que debiese ser el sentido de todos los chilenos. (…) Lo que se está haciendo con este proyecto la senadora Provoste es faltarle el respeto al anhelo de paz de todos los ciudadanos”, dijo este miércoles el diputado Evópoli Francisco Undurraga, en la misma actividad pública convocada por Sichel.

El parlamentario se refería a los dichos de Provoste, esa misma mañana en el matinal de Mega, en el que afirmó que “el proyecto de indulto no va a abarcar los delitos comunes ni va a abarcar delitos condenables como aquellos que saquearon. (…) Aquí hay un problema político, en donde hay personas que participando pacíficamente fueron detenidos y hoy día están privados de libertad sin pruebas”.

Al respecto, el diputado RN Tomás Fuentes acusó que “Yasna Provoste descaradamente mintió, dijo que su proyecto de indulto nunca va a beneficiar a delincuentes, pero este dice todo lo contrario”, dijo, y explicó que la iniciativa “concede indultos generales a todos quienes hayan cometido delitos como atentado contra autoridades, desórdenes públicos, homicidios frustrados, entre otros”.

Más allá de la ofensiva, en el sector buscan instalar que Provoste -aunque milite en la DC- “no es de centro” y que pertenece a la izquierda pura, al igual que el diputado Boric.

El desafío de reponerse en cuatro semanas

¿Cómo contrastar con J. A. Kast sin ofender a sus votantes? Es el principal dilema que enfrenta por estos días el abanderado de Chile Podemos Más.

“Somos la candidatura con menos rechazo -o entre las dos con menos rechazo en el sistema- y estamos preocupados de convencer a aquellos indecisos, vale la pena no jugarse por los extremos, vale la pena buscar una coalición de centroderecha, de centro, que le dé gobernabilidad a Chile”, dijo este miércoles Sichel dando cuenta justamente del diagnóstico de su equipo.

El objetivo es claro: no se debe agredir al votante de J. A. Kast, pero sí hacer ver que, aunque hay cosas en común entre los programas, hay diferencias sustanciales, como por ejemplo, la postura ante el cambio climático, temas de respeto y diversidad sexual, el rol de Fuerzas Armadas y Carabineros, Derechos Humanos, entre otros.

Por eso, en los próximos días, Sichel, dicen, deberá marcar con fuerza esas diferencias sin rivalizar con el candidato republicano, pues, enfatizan, J. A. Kast no es el adversario.

La presencia del exministro y candidato a senador por Santiago, Jaime Mañalich, tampoco ha sido azarosa. Reconocido por su ADN derecha, dicen en el sector, el nefrólogo conversa a diario con Sichel y han abordado cómo recuperar la popularidad en el sector.

La gente de Sebastián Sichel que hoy ha tomado una adhesión por José Antonio Kast no es que estén enojados con Sichel sino que hoy están más a la derecha dado el contexto, pero quedan 30 días para la elección y eso es una oportunidad para que quien hoy día dejó de estar con Sebastián y está con Kast, pueda ver que Sichel es un alternativa real para llegar a La Moneda con un proyecto de mayoría”, comenta el diputado Fuentes en T13.CL.

La estrategia coincide justamente con los números revelados en los últimos días por los sondeos. Cadem señaló que cerca del 85% de los votos de Sichel los captura hoy J. A. Kast y Pulso Ciudadano sostuvo que las adhesiones se van hacia Kast y en menor medida a Provoste.

Asimismo, en el comando relevan que la candidatura de Sichel ha sido la primera en poner el acento en el “orden” como al sugerir Estado de Sitio en La Araucanía, los cambios en las policías, entre otras medidas.

Ahora bien, en los partidos el ambiente sigue pesimista, pues ven complejo que, a pocas semanas, el candidato pueda repuntar en una campaña que, dicen, ha estado mal enfocada -más bien pensada como si fuese una segunda vuelta-; no obstante, en el comando recuerdan con énfasis: 20 días antes de la primaria de julio nos daban por derrotados, ¿y cuál fue el resultado?.