T13
Emprendedores

Facebook, YouTube, Twitter o Instagram: ¿Qué red social debe tener mi negocio?

emprendedores
Getty Images
Por T13
Los expertos han comenzado a llamar a las RR.SS como "disruptores tecnológicos", haciendo referencia a que, con sus herramientas, son capaces de cambiar la trayectoria de cualquier empresa.

Con el paso de los años, las redes sociales se han convertido en plataformas cruciales para el buen desarrollo de los negocios. De hecho, variados expertos las han llamado "disruptores tecnológicos", haciendo referencia a que, con sus herramientas, son capaces de cambiar la trayectoria de cualquier empresa.

Actualmente, las redes sociales más conocidas son Facebook, Instagram, Twitter y Youtube. Cada una tiene un objetivo diferente, y por lo mismo, pueden aportar desde diferentes líneas a construir una marca. Sin embargo, es necesario tener claro que no todos los medios son para todos los negocios

¿Cómo elegir la red social que debe tener mi emprendimiento? 

1. Debes conocer el objetivo de cada red social 

Es imprescindible que antes de comenzar a utilizar las redes sociales, se investigue sobre los beneficios, las dinámicas de interacción, las herramienas disponibles, y todo lo que involucra el uso de una plataforma.

La mayoría crea un fan page en Facebook como base, eso le da credibilidad a la marca porque se puede compartir todo tipo de información por este medio. Para tener en cuenta, Un error frecuente de las pymes es trabajar en Facebook con un perfil personal, y no con un fan page, sobre todo, porque no se quiere perder a los “amigos” con los cuales ya se ha establecido cierta relación. 

El Twitter, por otro lado, deberá ser utilizado cuando se busque tener un contacto inmediato con los clientes. Por lo general se utiliza para conversar con ellos, escuchar sus opiniones, ofrecer servicio de atención al cliente, retuitear noticias de actualidad referentes al sector, informar sobre descuentos, etc. Si bien sólo permite escribir 140 caracteres, existe la opción de mensaje directo (DM) que permite comunicarse con unusuario en particular y bajo la modalidad privado

Si lo visual es una de las principales armas del negocio, Instagram se posiciona como dentro de las mejores plataformas para dar a conocer los productos. on más de 500 millones de usuarios activos y con un promedio de 95 millones de fotos compartidas por día. Es una aplicación para móviles que permite editar fotos y vídeos cortos de manera muy sencilla, para posteriormente compartirlos en la red. El objetivo principal de esta red social es compartir experiencias y sensaciones desde cualquier lugar y momento.

También, cuando se ofrecen servicios o se recurre a voz de expertos, LinkedIn puede ser una buena alternativa. Hay que tener en cuenta que esta red social  permite conectar personas, empresas y negocios, con un fin mayoritariamente profesional. Es un sitio que se utiliza para la difusión y obtención de ofertas de trabajo, no obstante, también se utiliza para compartir nuevas iniciativas, discutir algo en particular, formar grupos de interés, así como también oportunidades de negocios y conseguir futuros clientes

Finalmente si se quiere crear contenido interactivo, como tutoriales sobre cómo funciona un producto, YouTube puede ser la mejor elección. Aquí los protagonistas son los videos, por lo que será esencial crear un plan efectivo para captar la atención en los primeros segundos del contenido. 

2. Fijate en quiénes son tus clientes para saber qué tipo de contenido buscan 

Mirar la presencia de la competencia en las redes sociales permitirá entender las dinámicas que mejor resultan para tu rubro, no obstante, entender el perfil de los usuarios que pueden estar interesados en nuestra marca es clave para posteriormente generar contenido que los atraiga. 

¿Qué hacer una vez que decidí entrar a una red social? 

1. Crea un contenido realmente útil 

Lo importante es crear contenido útil y relevante para generar engagement con los consumidores. Se recomienda mantener actualizados los perfiles, dado que si un cliente recurre al sitio y ve que no hay actividad, es muy probable que su nivel de confianza y credibilidad en la marca disminuya, sobre todo para las pymes.

El contenido debe ser adaptado para cada red social. Por ejemplo, en Instagram y Facebook puede ser buena idea "humanizar" la marca, compartiéndo historias que van más allá de la venta de productos. En Youtube puedes hacer tutoriales de cómo utilizar los productos, mientras que Linkedin puedes compartir los últimos logros de la empresa y conectar con posibles socios o proveedores. 

2. Mide los resultados a través de estadísticas

Cada red social entrega estadísticas sobre el contenido publicado (Facebook Insights, YouTube analytics, etc.). Estos datos serán importanten para entender de mejor manera a quienes están llegando las publicaciones o los vídeos, quiénes los están viendo, tiempo de visualización, datos demográficos, dispositivo, me gusta, compartidos, etc.. 

Con estos resultados será posible analizar si es necesario mejorar la estrategia de marketing. Quizá si no hay tantas vistas, es porque no se está utilizando la red social de la manera en la que se espera. 

Como dato, las redes sociales son el perfecto altavoz para los clientes satisfechos, la clave es conseguir que se expresen y recomienden, pues no hay mejor marketing que las recomendaciones espontáneas, reales, naturales y orgánicas.