T13
Emprendedores

Los secretos de la mamá de Concepción que enamora con sus tejidos de lana vellón

emprendedores
MaximantasConce
Por Alejandro Valenzuela
Valeska Zúñiga es emprendedora, madre de dos hijos, trabaja además como ejecutiva de cobranzas y combina su tiempo y recursos para desarrollar "Maximantasconce". Por los costos y sacrificio, admite, que en algún momento pensó en "tirar la toalla".

Valeska Zúñiga trabaja como ejecutiva de cobranzas, es madre de dos hijos; uno de ocho y otro de dos años. Desde el 2017, luego de ver en algunas portadas de revistas de tejidos para el hogar, se propuso el desafío de comenzar a confeccionarlos con sus propias manos.   
Así nació "Maximantasconce", un emprendimiento que ofrece pieceras o mantas para camas y también para sillones, todo confeccionado de lana vellón XXL, con estilo rústico o premium .

La emprendedora cuenta que todo partió por un gusto personal, pero que creció rápidamente después de la evaluación de amigas y familiares que recibieron los primeros ejemplares: "Primero me gustaba sólo para hacerlas para mi, y después me picó el bicho de hacer una venta. Era como un hobby, en realidad sigue siendo, pero se amplió. Empecé a ofrecerlas con amigas y conocidas y después en redes sociales", comentó..

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Maximantas ccp Vellón 🧶 (@maximantasconce) 

Zúñiga dice ser una mujer autodidacta. Prueba de esto es que para desarrollar sus productos y armar su negocio, encontró en las redes sociales una herramienta de capacitación que, según dice, hasta el día de hoy le sigue dando frutos: "Un día me metí a Youtube, vi unos videos y le metí de mi cosecha. Aprendí por aquí y por allá nuevas formas de hacerlas, con todos los tipos de lanas que hay, además de buscar los proveedores y las lanas".  

Sin embargo, la emprendedora recuerda que no todo ha sido fácil, sobre todo porque combinar las labores domésticas, el trabajo tradicional, más los costos de producción de su emprendimiento la hicieron dudar con dejar de lado su negocio:  "El esfuerzo es grande, con dos hijos tejiendo de madrugada, le he puesto muchas ganas, sin conformarme con sólo una venta. Me esforcé mucho y pensé en un minuto en tirar la toalla, porque este emprendimiento es caro, la materia prima es cara, pero le di, le di y aquí estamos, y seguimos dándole". 

Esto, incluso cuando explica que en el 2017 era prácticamente la única de la región ofreciendo este tipo de productos. No obstante, el 2020 dice que surgió mucha competencia, con varios Instagram de mantas, por lo que ha tratado de adaptarse y seguir creciendo: "He tratado de sobresalir gracias a la dedicación y la forma de tejer. Este es un factor que me diferencia a otros negocios, ya que algunos lo hacen algo más desordenado. En cambio las mantas de este emprendimiento son muy prolijas y las hago con mucho amor, porque me gusta lo que hago", aseguró Valeska.

Además explica que cuando se ha visto con mucha demanda, ella  recomienda a algunas colegas, con las que ha formado una comunidad para que los clientes puedan tener sus productos. 

Puntos de venta de "Maximantasconce" 

"Maximantasconce" tiene Instagram, un fanpage en Facebook y también promociona sus productos a través del marketplace de esta última red social, donde Valeska señala que ha sido clave para aumentar sus ventas: "Partí con una venta al mes en el 2017, y ahora tengo que hacer dos o tres por semana. Por ejemplo, para el día de la mamá tuve pedido de hasta ocho mantas a la semana. Además, promociono por Facebook en todos los grupos de ferias y me ha servido mucho el marketplace". 

La emprendedora comenta que pese a la fuerte competencia el 2020 fue muy bueno para sus ventas, ya que la gente comenzó a adquirir más este tipo de productos. Justamente ese año ella se encontraba con post natal, así que tuvo más tiempo para poder dedicarse a su pyme.

Para el futuro, a Valeska le gustaría ampliar su tienda, poder ir a ferias de emprendedores o estar en centros comerciales. Por lo que espera en un tiempo poder dejar su trabajo actual e ir escalando de a poco.

Esta pyme realiza envíos a todo Chile, y en Concepción, según el lugar, puede ir a dejarlas a domicilio. Y los precios varían entre los $25 mil, hasta las $150 mil, dependiendo del tamaño de la manta y el tipo de lana que se elija.