T13
Emprendedores

Startup chilena crea sistema que alerta a familiares de adultos mayores sobre posibles accidentes

emprendedores
Uno de los principales objetivos de esta innovación es prolongar la autonomía de las personas mayores, brindando protección y seguridad en el hogar con un sofisticado sistema de alertas remotas.

Actualmente en nuestro país, la esperanza  de vida de una mujer es 81,8 años y la de un hombre es de 76,7 años, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) y a diferencia de lo que está en el imaginario colectivo en la llamada tercera edad, gran parte de las personas mayores mantiene su autonomía y calidad de vida. Por lo que vivir solo es algo cada vez más común para este segmento de la población.

Sin embargo, el entorno cercano suele ver con reticencia esta independencia y empiezan a temer por la seguridad de sus papás o abuelos. Cuidarlos, pero sin coartar esa libertad parece difícil. Es en este contexto, donde aparece Mistatas, startup que creó una herramienta tecnológica que utiliza un algoritmo llamada AMAIA, la cual es capaz de protegerlos y conectarlos con sus redes de apoyo en caso de emergencia.

"Mistatas nació en 2016 con la idea de mejorar la calidad de vida de los mayores a través del uso de la tecnología, replicando en cierta medida sistemas de protección existentes a nivel global", cuenta Daniel Osorio, gerente general de Mistatas. Desde sus inicios se han adjudicado tres fondos CORFO (2016, 2019 y 2020); además en el 2018 participaron de la creación del proyecto gubernamental Vivienda Social Inteligente (VISI).

Hoy cuentan con el apoyo de Chrysalis, la incubadora de Negocios de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), quienes les han ayudado a impulsar el desarrollo  de su sistema de teleasistencia y casas inteligentes. Asimismo, desde mediados del 2021, mantienen una alianza tecnológica-comercial con Salcobrand. "Después de cuatro grandes desarrollos tecnológicos, hoy logramos llegar a lo que estamos comercializando desde septiembre del 2020: el sistema AMAIA", afirma Osorio.

¿Qué hace y cómo funciona?

AMAIA es un sistema de protección y seguridad de última generación enfocado en el adulto mayor. “A través de sensores especializados y un algoritmo específicamente diseñado para el cuidado de los mayores, AMAIA es capaz de protegerlos, conectándolos con sus redes de apoyo. De esta manera, el dispositivo se encarga de alertar a sus cercanos y servicios de emergencia frente a las urgencias más recurrentes (SOS, fugas de gas, incendios, robos, caídas e inactividad). De esta forma, extendemos la autonomía de las personas mayores de manera no invasiva, mientras damos tranquilidad a su familia”, comenta el gerente general de Mistatas.

El funcionamiento de esta herramienta tecnológica es simple. Cuando se genera una alerta de algún usuario, AMAIA recibe la información, la guarda y la categoriza en un servidor. En paralelo envía la notificación a las redes de apoyo y servicios de emergencia a través de SMS y correo electrónico. Asimismo, el usuario se puede comunicar automáticamente con sus familiares a través de llamadas generadas por AMAIA ocupando manos libres. Si el primer contacto no contesta, el llamado pasa a la siguiente persona registrada en la red de apoyo.

De ser necesario, el sistema conectará a la persona mayor con los servicios de emergencia, pudiendo incluso movilizar apoyo si se requiere. La información, alertas históricas y reportes individuales, pueden ser visualizados en una plataforma web por sus familiares.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Mistatas (@mistatascom)

Desde septiembre del 2020 a enero de este año, la startup había gestionado cerca de seis mil alertas, más de la mitad corresponden a SOS. Luego siguen la inactividad, las caídas y fugas de gas. En menor medida aparecen los robos y amagos de incendios.

Ventajas del sistema de monitoreo

  • No requiere WiFi: se sabe que muchas personas mayores no cuentan con internet en sus casas por lo que el monitoreo es ciento por ciento libre de WiFi.
  • Es autónomo: es muy fácil de usar, funciona de manera autónoma por lo que es apto para cualquiera.
  • No es invasivo y resguarda la privacidad: no graba ni escucha nada si es que no se activa.
  • Genera alertas en tiempo real: permitiendo la reacción temprana.

“Gracias al uso de nuestro sistema, el adulto mayor puede seguir viviendo de manera autónoma y segura por muchos años más, mientras que los familiares, obtienen la tranquilidad de saber que si les pasa algo, ellos serán notificados de manera preventiva. Adicionalmente, generamos un importante ahorro en las familias, debido a que nuestro sistema es 15 veces más económico que los servicios de cuidado tradicional como establecimientos de larga estadía, cuidadores, entre otros”, concluye Daniel Osorio.