T13
Emprendedores

Tres consejos útiles si quieres comenzar a emprender

emprendedores
Getty Images
Por Alejandro Valenzuela
Generar más ingresos, solventar la pérdida de un trabajo y la flexibilidad de horarios, son factores que impulsan a quienes buscan comenzar un negocios.

Dentro de los diversos factores que influyen en las personas que han comenzado a emprender, resaltan algunos como la necesidad de generar más ingresos, quienes perdieron o no encuentran trabajo, y aquellos que buscan disponer de tiempos de trabajo más flexibles.

Y si bien comenzar un negocio es cada vez más factible en nuestro país, los conocimientos y las estrategias que se tomen al partir o al potenciar el emprendimiento, son fundamentales para buscar el éxito.

Constanza Vásquez, directora en Asech

La consejera nacional de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), Constanza Vásquez, quien lleva más de 15 años dedicada a desarrollar emprendimientos en el ecosistema de la innovación social y es experta en cultura colaborativa empresarial, quiso entregar tres consejos útiles para quienes decidan comenzar a emprender.

1. Conocer bien al cliente

Conocer bien al cliente al cual se desea llegar es fundamental para saber cuál y cómo construir la demanda que se necesita crear para que el emprendimiento sea sostenible. Saber por ejemplo, qué valora, qué lenguaje usa, qué canales de comunicación consulta para definir su compra. Tener esa información permite que cualquier posterior inversión que se deba hacer, llegue al tipo de consumidor que puede efectuar la compra del producto o servicio que se ofrece.

2. Claridad de conceptos básicos contables y financieros

Dominar los números del negocio que se quiere formar permite tomar decisiones muy relevantes y estratégicas que pueden marcar la diferencia entre el éxito o fracaso del emprendimiento. Por ello, si no se tienen estos conocimientos, hay que atreverse a pedir ayuda y buscar donde aprender lo necesario. Así también adquirir otro tipo de conocimientos complementarios, como manejo de plazos de compra y venta, negociación con proveedores y otros temas relacionados, generarán espacios de mayores certezas y más tranquilidad.

3. Cultura colaborativa y formación de equipos

Si bien muchos emprendimientos parten con una sola persona, es importante armar equipos en la medida que sea posible. No hacer las cosas aisladamente. Hay que invertir en generar redes de contacto y crear equipo atrayendo los talentos, conocimientos y habilidades complementarias donde realmente se cubran las necesidades reales del negocio. Esto lo podemos hacer a través de entidades como Asech, que promueven el emprendimiento y la asociatividad, esta última factor clave para potenciar cualquier negocio, porque la forma de robustecerlos es en colaboración con otras y otros emprendedores.