Nacional

Por qué el PC asistió a la marcha del 18-O en Plaza Baquedano (y el contraste con Boric)

ex-ante
Agencia Uno
Por Ex-Ante
Varias figuras del Partido Comunista asistieron a la marcha del segundo aniversario del 18-O en Plaza Baquedano antes de que iniciaran los disturbios, para lo que el PC dispuso de su sede para organizar la presencia de militantes y así ratificar su línea más radical de respaldo a las protestas del 18-O. En contraste, Boric estuvo en Valdivia y ninguno de sus parlamentarios del FA asistió a la manifestación, lo que en la coalición leyeron como un intento por reforzar un relato más proclive a encausar los cambios a través de la institucionalidad.

Qué observar: A la marcha llegaron variadas figuras del PC: muchas de ellas pasaron antes por la sede del partido, ubicada en Vicuña Mackenna a pasos de Plaza Baquedano, y que fue dispuesta para organizar la asistencia de la dirigencia y militantes a la movilización, previa a los graves hechos de violencia. Todo ello mientras Boric conmemoró el 18-O en Valdivia asistiendo a una exposición fotográfica elaborada por la alcaldesa frenteamplista Carla Amtmann; y ninguno de los parlamentarios del FA en la RM asistió a Plaza Baquedano.

  • A la manifestación llegaron el excandidato presidencial PC Daniel Jadue, los diputados Camila Vallejo, Boris Barrera y Carmen Hertz, la candidata a diputada Florencia Lagos (hija del histórico dirigente Juan Andrés Lagos), y el asesor de Jadue y exfrentista, César Quiroz.
  • Desde Valdivia, Boric se remitió a afirmar en la mañana que se conmemoraban 2 años “desde que los chilenos dijeron basta a una cultura de abusos, injusticias y desigualdad”.

Lo que hay detrás: Las conversaciones entre la dirigencia del PC previas a la jornada apuntaron a que era necesario que el partido hiciera presencia en la movilización, para efectos de reflejar que se inscribe en la postura de relevar el 18-O como el hito fundacional del proceso constituyente. Vale decir, que reafirman su postura de haber radicalizado las protestas y no firmar el acuerdo constitucional del 15-N que dio origen al plebiscito y la Convención, ni validarlo como el marco del proceso.

  • Mientras, Boric y el FA (firmantes del acuerdo constitucional, en el que el diputado jugó un rol clave) optaron por una conmemoración más distante de la marcha. En su entorno, sin embargo, afirman que conmemoró el 18-O como señal de descentralización y para priorizar su despliegue en terreno.
  • Pero en su sector político fue leído como la señal de un relato distinto al del PC, orientado al encausamiento institucional del estallido a través de la Convención y un eventual gobierno suyo (acorde con las señales de moderación que viene dando para ampliar su electorado).
  • Así, por la mañana había dicho “no a la violencia” y defendido realizar “cambios con gradualidad”. Y por la noche rechazó la violencia como camino: “La violencia y destrucción de lo común no es ni será nuestro camino, eso solo le sirve a los que quieren que siga todo igual”, tuiteó, sin aludir directamente a los saqueos e incendios de anoche (en contraste a la dura condena de Provoste).
  • En definitiva, se trata del debate existente en la izquierda entre “octubristas” y “noviembristas”: en el PC existió una intención deliberada de adscribirse a la primera corriente con su asistencia a la marcha; mientras que Boric y el FA, en forma indirecta con sus gestos, se anotan más bien en la segunda.

Ojo con: Pese a que Vallejo, quien integra el comando de Boric, asistió a Plaza Baquedano, otra comunistas clave de la campaña, la alcaldesa de Santiago Irací Hassler, dio señales con énfasis distintos a su partido.

  •  “El cuidado de la vida e integridad de las personas, nuestros barrios, espacios públicos y comercio local que da sustento a muchas familias, no se puede relativizar. La unidad de Chile debe superar la violencia”, tuiteó Hassler.
  • Y Karol Cariola, la representante del PC en el equipo político de Boric, no asistió a la marcha.