Nacional

Suprema se inclina por no atender pedido de Boric: Meléndez y Palma son favoritos para Fiscalía

ex-ante
Agencia Uno
Por Ex-Ante
La filtración de una conversación de Boric con el juez Juan Eduardo Fuentes, en la que sondeó la posibilidad de que el máximo tribunal realice un nuevo concurso para designar al Fiscal Nacional y no que solo llene la vacante que dejó Marta Herrera, dejó a la Suprema con el camino expedito para no atender la solicitud del Presidente, bajo el argumento de que su independencia podría quedar en entredicho. La tarde de este lunes el máximo tribunal tomará una determinación, mientras la oposición solo está dispuesta a apoyar a los fiscales Juan Agustín Meléndez y Carlos Palma y el gobierno tiene escaso margen de acción para enviar al Senado su tercera carta al Ministerio Público sin negociarla con Chile Vamos.

Qué observar. El tercer proceso para la elección del Fiscal Nacional comenzará la tarde de este lunes, cuando se reúna el pleno de la Corte Suprema a definir qué curso adoptará tras la derrota en el Senado de los candidatos José Morales y Marta Herrera, en menos de un mes.

  • La Suprema deberá escoger si llena la vacante de Herrera o llama a un nuevo concurso para elegir al sucesor de Jorge Abbott, tal como
  • Este viernes, El Mercurio publicó que Boric se contactó dos veces con el presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes, bajo la idea de sondear la posibilidad de que el máximo tribunal realice un concurso público para la elección del Fiscal Nacional. Esa opción supone robustecer la posibilidad de las “tapadas” del gobierno, en este caso, Erika Maira, que en la última quina que envió la Suprema a Boric estuvo a punto de quedar entre las elegidas, y de Nelly Salvo, que actualmente se desempeña en un alto cargo de la Contraloría.
  • Pero al filtrarse la conversación, lo que generó un fuerte malestar en La Moneda, el máximo tribunal quedó con el camino expedito para no atender la solicitud del Presidente, bajo el argumento de que su independencia podría quedar en entredicho. De ahí que en círculos políticos y judiciales señalan que lo más probable es que decidan llenar la vacante que dejó Herrera, lo que supone un golpe al Presidente y su iniciativa.
  • Bajo esa lógica las opciones de Maira y Salvo bien pueden quedar truncadas y que la Suprema envíe un nombre distinto, como el del fiscal regional de Magallanes Eugenio Campos, quien ha estado a cargo de la indagatoria por la millonaria malversación de dineros públicos al interior de Carabineros.

Los candidatos en carrera. Sin Marta Herrera, los candidatos que se encuentran actualmente en carrera  son Juan Agustín Meléndez, Nayalet Mansilla, Carlos Palma y Ángel Valencia. 

  • La derecha apoya solo a dos, y así ya lo habrían transmitido internamente al gobierno: Meléndez y Palma. De ellos el primero sería el más fuerte.
  • Meléndez se desempeña actualmente como fiscal nacional subrogante y en agosto de 2021 fue el único fiscal regional que no suscribió una declaración en apoyo a Abbott, luego de que se dieran a conocer las reuniones que cuando postulaba al máximo cargo del Ministerio Público mantuvo reuniones con senadores, algunos de ,los cuales fueron investigados por financiamiento irregular de la política.
  • La distancia del fiscal con Abbott es un punto relevante para la oposición y, por lo mismo, un factor que coloca a Meléndez como un candidato fuerte. Uno de los argumentos que expusieron para rechazar a Marta Herrera fue la cercanía que se le atribuía a Abbott, de quien existe una mala evaluación en amplios sectores de la Cámara Alta sobre el rol de la Fiscalía en la persecución del delito.
  • Carlos Palma fue la carta de la oposición cuando se cayó la opción de Herrera, pero la ministra Carolina Tohá puso reparos a una reunión que sostuvo con la vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco.

Trasfondo. La Moneda tiene escaso margen de acción para no negociar con la oposición, como ocurrió en el caso de Herrera. No solo porque Boric ha sido derrotado 2 veces en el Senado y la Suprema esta tarde bien podría asestarle otro golpe, al no atender su pedido. La elección del Fiscal Nacional ha arrastrado a las ministras Marcela Ríos y Ana Lya Uriarte y amenaza con agudizar una crisis que involucra a otros dos poderes del Estado y que se vincula al control del orden público, un flanco sensible para la administración Boric. 

  • Y en la oposición, a su vez, entienden que Ángel Valencia tiene bajas opciones de ser electo, luego de que se publicara que la ministra Antonia Orellana manifestara su preocupación por la posibilidad de que fuera el sucesor de Abbott, a partir de una causa por delitos sexuales que defendió como abogado penalista.