Política

Cancillería representó molestia a embajador argentino Rafael Bielsa tras dichos sobre el plebiscito

ex-ante
Por Ex-Ante
Las declaraciones de Rafael Bielsa a un medio argentino sobre la derecha y el plebiscito molestaron al Gobierno, lo que derivó en que el Ministerio de Relaciones Exteriores le representara telefónicamente -a través del Secretario General de Política Exterior, Alex Wetzig- lo inconveniente de su intervención y que “no se condicen con su función diplomática”. Bielsa había dicho que “la derecha dice cosas que no son ciertas”.

Qué observar. A través de un llamado telefónico del secretario General de Política Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores, embajador Alex Wetzig Abdale, al embajador de Argentina en Chile, Rafael Bielsa, el Gobierno hizo saber su molestia por las declaraciones que realizó a la radio AM750 de Buenos Aires, tras el cambio de gabinete del martes 6, que en Santiago fueron consideradas como una intromisión indebida en la política interna del país.

  • Altas fuentes de la Cancillería confirmaron a Ex-Ante que por disposición de la ministra Antonia Urrejola, el embajador Wetzig le señaló a Bielsa que “se había excedido en sus declaraciones”. También le manifestó lo inconveniente de sus expresiones “que no se condicen con su función diplomática” y que “no corresponde que un embajador opine sobre la política interna del país donde se encuentra”, solicitándole mayor prudencia a futuro.
  • Según trascendió, Bielsa habría reconocido su error y pidió excusas por lo ocurrido.
  • Para la Cancillería, a partir de esta comunicación, el tema se considera superado por el Gobierno chileno.
  • Este miércoles, la UDI y RN habían pedido al gobierno protestar por los polémicos dichos del embajador.

Las frases más complicadas de Bielsa:

  • “Es un problema que suele tener la derecha y el progresismo. La derecha dice cosas que no son ciertas, pero, a pesar de no ser ciertas, se entienden fácil, y el progresismo dice cosas que son ciertas, pero que para poder explicarlas necesita que le presten atención, entonces acá pasó eso”.
  • “De toda esa masa de nuevos votantes, yo diría que los sectores más populares votaron ‘rechazo’. Curioso. Lo segundo es que los jóvenes votaron ‘rechazo’. También curioso. Y lo tercero es que, y es increíble, ¿no?, de todas las comunas de la Región Metropolitana, sólo en 5 comunas ganó el ‘apruebo’; en el resto de las comunas ganó el ‘rechazo’. Entonces, es un voto para pensarlo mucho”.
  • “Ahora, qué fue lo que pasó. La Convención rápidamente se divorció, no digamos de las grandes mayorías populares, sino se divorció de la ciudadanía, ¿no? Tuvo, por su propia constitución, es una constitución donde los convencionales constituyentes representaban sectores muy particulares, muy especiales, sectores (de) reclamos minoritarios, reclamos, no me gusta la palabra esa, reclamos sectoriales, muy muy muy sectoriales. Entonces, ya de movida no era una cosa homogénea, no se eligió por partido, se eligió simplemente por la propuesta, los convencionales fueron convencionales no por cantidades abrumadoras de votos sino por cantidades discretas de votos por esta misma característica, entonces rápidamente no hubo una corriente de simpatía”.
  • “Y lo otro, bueno, jugaron los medios de comunicación de una manera muy muy muy, no diría brutal, pero de una manera muy muy muy marcada, entonces jugaron a decir que hubo toda una posición vinculada con desprestigiar (…) a la constituyente y a los constituyentes y a minimizar los interesantísimos debates que hubo en el seno de la comisión, menoscabar todo su trabajo y, bueno, claro, la otra propuesta es muy fácil de explicar, la otra propuesta es ‘no’. ‘No’. Entonces era una propuesta difícil de explicar, versus otra propuesta que se explicaba muy sencillamente”.