Política

Presuntos aviones irregulares: Cancillería publica y luego borra tuit que respalda versión argentina

ex-ante
@Minrel_Chile
Por Ex-Ante
El Ministerio de Relaciones Exteriores alcanzó a difundir la versión trasandina del supuesto ingreso irregular a Argentina de cinco aviones provenientes de Chile. Ocurre dos días después de una reunión de coordinación entre las ministras chilenas de RR. EE. y Defensa.

Qué observar. Por medio de un tuit publicado pasadas las 23 horas de ayer domingo, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrel) comunicó que hubo una reunión entre la canciller Antonia Urrejola y su par de Argentina, Santiago Cafiero.

  • Textualmente, el tuit decía: “Entre los días 27 y 28 de julio, de acuerdo a información Argentina [sic], 5 unidades de vuelo provenientes de Chile habrían hecho uso irregular del espacio aéreo nacional, sin contar con los permisos correspondientes que deben emitir las autoridades de control de ambos países”.
  • Se trata, palabra por palabra, de un mismo tuit que se había publicado un par de horas antes por la Cancillería argentina, incluso con la misma foto de ambos ministros sonriendo a la cámara.
  • Urrejola y Cafiero se juntaron en Bogotá, en el contexto de las comitivas que asistieron a la asunción presidencial de Gustavo Petro en Colombia.
  • El miércoles 3 de agosto, la ministra de Defensa de Chile, Maya Fernández, había dicho en La Moneda: “No hay ningún avión chileno, sea militar o civil, en algún sobrevuelo sin autorización por cielo argentino”.
  • Pasada la medianoche, la académica de la Universidad de Concepción Paulina Astroza advirtió la coincidencia de los tuits entre las cancillerías de Argentina y Chile. “Qué significa este tuit?”, preguntó en referencia al posteo del Minrel. Poco después, el Minrel borró ese tuit.

Coordinación estratégica. Las primeras informaciones sobre el tema aparecieron en el medio argentino Infobae el 2 de agosto. Allí se describía la intrusión en suelo trasandino supuestamente detectadas por un nuevo radar de vigilancia aérea (RPA -170M), que está instalado Río Grande, en la provincia argentina de Tierra del Fuego.

  • El viernes 5 de agosto, dos días antes de la visita de Urrejola a Colombia en la comitiva del Presidente Boric, la propia canciller se reunió con su par de Defensa, Maya Fernández. El objetivo de la cita fue tratar “asuntos estratégicos de ambas carteras“.
  • En el encuentro no solo estaban las ministras, sino que también participaron los comandantes en jefe del Ejército, Javier Iturriaga; de la Armada, Juan Andrés de la Maza, y de la Fuerza Aérea de Chile, Arturo Merino.
  • “Es fundamental que estemos coordinados, que conversemos, que intercambiemos información. Y lo más importante, concordamos establecer una mesa de trabajo para abordar los temas que convocan tanto al ministerio de Defensa como al ministerio de Relaciones Exteriores en materias de cómo se posiciona Chile en el exterior”, dijo en ese momento la ministra Antonia Urrejola.
  • La ministra Fernández apuntó que “es importante retomar una tradición que existía de poder reunirse con los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas y la Cancillería para hablar de los temas país. Tenemos una agenda común y creo que es bueno compartirla teniendo una mirada de Estado”.

Errores y críticas. El tuit publicado y borrado por el Minrel se suma a una serie de errores en la dirección de la política exterior, que parten desde el conflicto entre el Segundo Piso (encabezada por Lucía Dammert) y la Cancillería, y tienen otros episodios: las nominaciones diplomáticas, embajadas ausentes en Brasil o China; el ninguneo presidencial a John Kerry, el bloqueo a funcionarias estratégicas, la declinación al respaldo a Claudio Grossman en La Haya, y las dudas sobre la política comercial de la Subrei, entre otras. 

  • Desde la Cancillería, en todo caso, han respondido que existen cuestionamientos sistemáticos e interesados a la labor de la ministra Urrejola. Destacan como logros una nueva política ambiental (Escazú, iniciativa oceánica) en el contexto de la política exterior “turquesa”, el impulso a las mujeres en la diplomacia como parte de la política exterior feminista, y además el nuevo diálogo iniciado con Bolivia que continúa la hoja de ruta abierta en 2021.