Política

Felipe Alessandri: “No me había tocado ver niños a cuchillo defendiendo el territorio a plena luz"

ex-ante
Agencia Uno
Por Ex-Ante
El ex alcalde y ex concejal de Santiago, Felipe Alessandri, aborda la viralización del video que se difundió en redes sociales, donde aparecen niños con cuchillos en el paseo Ahumada. Sus críticas las apunta a la gestión de la edil Irací Hassler (PC). “Hay una sobre ideologización que les impide actuar y carabineros no se siente respaldado”, afirma.

-¿Qué te parecieron esos videos donde aparecen niños defendiendo sus espacios en Santiago centro con cuchillos?

-El uso del espacio público determina a una ciudad. En mi administración dimos una batalla frontal contra el comercio ambulante. Junto a los comerciantes de la zona marchamos exigiéndole a la autoridad, en esa época el gobierno de Bachelet, mayor presencia policial y logramos un avance. No te voy a decir que desapareció, pero lo logramos acotar.

Lo que nunca me había tocado ver niños a cuchillo defendiendo el territorio a plena luz del día. Esa es una doble agravante: menores de edad, en pleno fin de semana, pero te aseguro que en la semana están los mismos y cuando el tema de la deserción escolar es tan importante, los niños no están yendo a clases, qué pasa con los padres…el estado no está presente y no está sabiendo llegar.

-¿Cómo se enfrenta la situación de que haya niños defendiendo el territorio con cuchillos?

-Tiene que haber una intervención que sobrepasa cualquier municipio. Hay que involucrar a la Defensoría de la Niñez, los Tribunales de Justicia, la Fiscalía y también el sostenedor –el encargado de la educación en Santiago-.

Algo está pasando en esos hogares que finalmente los niños no están yendo al colegio y están como si fuera esto el patio 4 de Colina 1: a cuchillos como si estuvieran en un recinto penitenciario. Frente a eso una mano acogedora, una intervención focalizada a las familias de estos menores, un acompañamiento directo, ver con quién están…algo está pasando ahí que el estado no está llegando y frente a eso no nos podemos acostumbrar. Tenemos que hacernos cargo. La deserción escolar es un tema que preocupa.

-El Presidente Boric lo dijo

-Dijo que iba a ser una prioridad para el gobierno, pero sin embargo no vemos que haya ningún peso extra en el presupuesto de educación para abordar estos temas. Que estén peleando niños en el espacio público es gravísimo, pero qué pasa con esos niños que no están yendo al colegio. Estamos generando un nuevo caldo de cultivo para un estallido social en 5, 10 o 15 años después. Preocupémonos de sacarlos de la calle.

La alcaldía no tiene que tener miedo de ejercer la autoridad.

-¿No la ha ejercido hasta ahora?

-Lo dijo el general Enrique Monrás. No pueden estar permanentemente en el barrio Meiggs. Yo celebre y aplaudí la intervención que se hizo en el barrio Meiggs. Me hubiera encantado haber tenido ese apoyo durante mi administración. En esto hay que ser creativo. Cuando nosotros hicimos el paseo bandera donde pasaban las micros del Transantiago hicimos una obra de urbanismo táctico que le dio un nuevo realce. Hoy es lamentable el estado en que está. Cada vez que circulo por ahí veo que hay autos que pasan por ahí, lo que me asombra.

Aquí las señales han sido demasiado ambiguas. Quiero recordar cuando dijeron que iban a entregar 1.500 permisos, aunque después no lo hayan hecho, pero ya dieron la señal. O vamos a democratizar el espacio público. ¿Qué interpretación tiene eso? Cada uno le da la interpretación que quiere. La lógica ha sido que hoy el centro es absolutamente tierra de nadie.

-¿Son señales confusas a tu juicio?

-La ideología ha podido más que la habitación del cargo. Un cargo muy del Frente Amplio, de Apruebo Dignidad. Llevan más de la mitad del período. Aquí tienen que habitar el cargo, aunque les sea ingrato. Ser alcalde es difícil, ser alcalde de Santiago lo es aún más. Siempre se dice que es una máquina de moler carne. No por nada, hasta ahora, no ha habido reelecciones, en este siglo por lo menos.

Tienen que habitar el cargo, aunque es complejo porque es desdecirse de todo lo que se criticó. Pero hay que tomar decisiones. Ravinet lo hizo. Carolina Tohá lo hizo y enmendó el rumbo. Yo dije colegio tomado, colegio desalojado y voy a demandar a los padres a través del “rompe paga”. Medidas claras. Aquí yo veo que son espectadores que miran atónitos lo que está ocurriendo.

Santiago está próximo a cumplir 500 años, el 2041 que está a la vuelta de la esquina. ¿Esta es la ciudad capital que queremos entregarle a las nuevas generaciones? Por respeto a quienes nos antecedieron me rebelo frente a eso.

-El ex alcalde Jaime Ravinet dice que la falta de apoyo a carabineros pasó tanto en Piñera 2 como en el actual gobierno, “que creen que carabineros tiene que dar caramelos y flores a los delincuentes y mirar para el techo”. Hay una falta de apoyo político a carabineros que ha traspasado gobiernos.

-El General Yáñez lo dijo en una entrevista a El Mercurio. Recordemos que hace dos años nos querían refundar. Se debatió quitarle el carácter militar a carabineros. Entonces frente a eso, la historia hoy los persigue. Vi un video del diputado RD Gonzalo Winter de la época del estallido en que justificaba el vandalismo, la destrucción y los saqueos. “Desobediencia civil” lo llamaron en su momento. Hay twitter de autoridades actuales que también justificaban los saqueos y la destrucción a la ciudad en 2019. Entonces claramente hay una sobre ideologización que les impide actuar y carabineros no se siente respaldado.

Ha habido un cambio, que duda cabe, entre Izkia Siches y Carolina Tohá en Interior, pero falta ver desde Apruebo Dignidad un respaldo de verdad. La ciudadanía lo está pidiendo y vemos que en estas dos almas que hay en el gobierno, una respalda –la ex concertación- y la otra todavía se resiste.

-¿Qué hace falta para revertir esta situación?

-Hace falta un liderazgo claro que convoque a todos los actores de la sociedad. Por supuesto que a las empresas, a todas esas que han emigrado. Miremos lo que hizo Lima que en los 80 era la típica capital latinoamericana que estaba atiborrada de comercio ambulante, muy sucia, que para algunos es algo folclórico, pero que finalmente genera la destrucción de la ciudad. Hay que hacer una gran concertación de personas involucradas: sociedad civil, vecinos organizados, la alcaldía llevando el pandero, tiene que ser el guaripola.

Esto es con decisión. Involucrar a los privados, a todos los que se han retirado del centro y decirles bueno, ustedes tienen un compromiso con Chile, con el kilómetro cero, con la capital que está próxima a cumplir 500 años, y veamos cómo la hermoseamos y organizamos el uso del espacio público para que sea un lugar que convoque, que invite a quedarse y no a salir arrancando como ocurre hoy.

Sino me equivoco, el primer semestre hubo 38 asesinatos en la comuna de Santiago. En la historia eso no se había dado nunca. La alcaldía tiene que ser protagonista, no puede seguir de espectador.