Mundo

Donald Trump niega buscar un cambio de régimen en Irán

"No buscamos un cambio de régimen, quiero que esto quede claro, estamos tratando de que no haya armas nucleares", declaró Trump en alusión a Irán.

Crédito: AFP
Donald Trump niega buscar un cambio de régimen en Irán

Donald Trump afirmó este lunes que no persigue ningún "cambio de régimen" en Irán pese a las tensiones y aseguró que Kim Jong Un, el líder norcoreano, es un "hombre muy inteligente" consciente de que hay que abandonar las armas nucleares. 

Tras su cumbre con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, el presidente estadounidense parecía tratar de rebajar tensiones en dos de las cuestiones geopolíticas más acuciantes del mundo, pese a un contexto de escalada verbal entre Estados Unidos y el gobierno iraní y a los recientes lanzamientos de misiles por parte del régimen norcoreano.

"No buscamos un cambio de régimen, quiero que esto quede claro, estamos tratando de que no haya armas nucleares", declaró Trump en alusión a Irán, añadiendo que "no buscaba dañar" a Teherán y se mostró confiando en que ambas partes puedan logren un acuerdo. 

Trump también abrió la puerta a la posibilidad de negociar con el gobierno iraní diciendo que "si quieren hablar, hablaremos". 

Washington decidió desplegar 1.500 militares adicionales en Oriente Medio. La crispación entre Teherán y Washington no deja de crecer desde que Trump decidió sacar unilateralmente a su país del acuerdo sobre el programa nuclear iraní y ordenar nuevas sanciones contra Irán. 

Con todo, el presidente estadounidense parece apoyar la idea de que el primer ministro nipón pueda mediar en el asunto. Según algunos informes, Shinzo Abe se estaría planteando la posibilidad de viajar a Irán para negociar. 

"Ya veremos qué ocurre. Sé que el primer ministro [Abe] es próximo de los líderes iraníes. Nadie quiere que ocurra algo terrible, especialmente yo", dijo Trump antes de reunirse con Abe. 

"Tremendo potencial económico" 

Por otra parte Trump se mostró conciliador con el líder norcoreano, Kim Jong Un, a pesar de las dos pruebas de misiles de corto alcance por parte del régimen de Pyongyang.

En un mensaje en Twitter, el mandatario apuntó que Pyongyang había "lanzado unas pequeñas armas", minimizando unos lanzamientos que hicieron encenderse las luces de alarma en toda la región.

Kim "busca crear una nación que tenga una gran fortaleza económica", declaró Trump, reiterando que él veía un "tremendo potencial económico" en Corea del Norte. 

"Sabe que con lo nuclear [...] solo pueden ocurrir cosas malas. Es un hombre muy inteligente, lo entiende bien", declaró el presidente, que incluso secundó al líder norcoreano en sus críticas a Joe Biden, que podría ser su rival en las elecciones presidenciales estadounidenses del próximo año.

"Kim Jong Un declaró que Joe Biden es un individuo con un bajo cociente intelectual. Probablemente lo sea, en virtud de su experiencia, creo que estoy de acuerdo con él [Kim] en eso", dijo el presidente. 

Negociaciones comerciales 

Abe espera que sus buenas relaciones diplomáticas con Trump le beneficien en las delicadas negociaciones comerciales entre la primera y la tercera economías del mundo. 

Trump admitió en Twitter que difícilmente habría una solución a las diferencias comerciales antes de julio, cuando habrá elecciones legislativas en Japón.

Por otro lado, evocando las negociaciones comerciales abiertas con China, más complicadas, Trump se mostró optimista sobre la firma de un acuerdo con ese país.

"Pienso que dentro de algún tiempo China y Estados Unidos cerrarán un acuerdo comercial formidable y esperamos ese momento con entusiasmo", dijo.

Pekín no tardó en reaccionar y declaró que cualquier negociación comercial con Washington debe estar basada en el "respeto mutuo" y la igualdad.

El lunes, Trump se convirtió en el primer mandatario extranjero en mantener un encuentro con el nuevo emperador de Japón, Naruhito, lo que describió como "un gran honor". 

El nuevo jefe de la casa imperial japonesa ascendió al Trono del Crisantemo a inicios de mayo después de la abdicación de su padre, el emperador Akihito.

Vestido con un traje de corte occidental y corbata celeste, Naruhito estaba acompañado de la emperatriz Masako, una exdiplomática políglota que vestía un conjunto de color marfil.

A su vez, Trump llegó al palacio imperial japonés acompañado de su esposa Melania.

El lunes fue el primer día del programa oficial para ambos líderes, tras un fin de semana de sumo, golf y restaurantes. El domingo, Trump afirmó que lo estaba pasando "genial" con su amigo y aliado Abe. 

Por la noche, Trump y su esposa Melania regresarán al palacio para un banquete.

Noticias Relacionadas

Lo más visto en Mundo