Mundo

[VIDEO] Más allá de la bandera: Los experimentos que Armstrong y Aldrin realizaron en la Luna

Por Pablo Cádiz
Durante las 2 horas y 10 minutos que se extendió la caminata por el suelo selenita, los astronautas de la Misión Apolo 11 instalaron una serie de dispositivos que se utilizan hasta el día hoy y que, incluso, han permitido descubrir que el satélite se aleja unos 4 centímetros por año de la Tierra y que se está arrugando "como una pasa".

"Qué magnífica desolación". Esta fue una de las impresiones del astrónomo Edwin Aldrin tras pisar el suelo de la Luna. 

"Buzz" -como se le conocía coloquialmente- fue junto a Neil Armstrong la primera dupla de astronautas de la NASA en llegar al satélite. Una caminata que tomó 2 horas y 10 minutos y en la cual hicieron más que instalar la bandera de Estados Unidos. 

Este es el detalle de las tareas de los integrantes de la Misión Apolo 11

La recolección de muestras

 "Conseguiremos todos los detalles de lo que nos rodea, pero parece una colección de todas las variedades de formas, ángulos. Todos los tipos imaginables de piedras", afirmaba Aldrin al momento de caminar por el suelo selenita. 

La obtención de fragmentos es considerada clave, pues -aseguraba la NASA en esa época-, podría permitir revelar cómo se formó la luna y hasta proporcionar algún indicio de vida. En total, se recolectaron más de 35 kilos de piedras lunares, que actualmente se encuentran en universidades, agencias espaciales y museos. En los 6 viajes a la Luna se trajeron más de 380 kilos.

"El primer objetivo del viaje a la Luna, aparte de llegar allá, y ver cómo era, tomar fotos, películas, era traer muestras de piedra lunar y cuentan que, para cumplir el objetivo, primero bajó Armstrong, piso la Luna y antes que Aldrin bajara Armstrong tenía que echar piedras en una bolsa y cuando la bolsa estuviera dentro de la nave, el Módulo Lunar, con eso tenían ya el pasaporte para hacer un escape de emergencia. En caso de cualquier problema, ellos corrían a la nave, cerraban todo y se iban. Pero tenían que tener piedras", explica a T13.cl el premio nacional de Ciencias, José Maza. 

El también premio nacional de Ciencias, Mario Hamuy agrega que la misión Apolo  11 "logró recolectar muchos fragmentos de material lunar, que fueron traídos a la tierra y analizados para identificar su composición química, y ahí es muy interesante ver que hay ciertas similitud con los elementos químicos que componen la superficie de la tierra, y que vienen  confirmar nuestras teorías de que la Tierra y la Luna se formaron a partir de una gran colisión entre dos cuerpos hace 4.500 millones de años". 

La distancia entre la Tierra y la Luna

Durante siglos, la distancia entre estos dos cuerpos fue un tema que intrigó a científicos y que, gracias a la misión Apolo 11, se pudo confirmar.

"Hoy día sabemos que la Luna se aleja de nosotros, y eso es porque podemos enviar un láser y sabemos la velocidad de este láser, que viene y vuelve, y con velocidad y tiempo tenemos distancia. Así hemos aprendido que la Luna se está alejando 4 centímetros al año de nosotros", explica el astrónomo del Instituto Milenio de Astrofísica de la UC, Rodrigo Contreras. 

La Luna como "una pasa"

Fue este año que la NASA publicó un estudio que asegura que la Luna se está encogiendo como "una pasa". El motivo: los sismos que ocurren en el satélite.

Un descubrimiento para el cual resultaron claves los sismógrafos instalados en las misiones Apolo, entre ellas la de Armstrong y Aldrin. 

"Esos 'lunamotos' se deben a que la luna es como una pasa que se está comprimiendo con el tiempo y eso produce estos terremotos. Pero a diferencia de una pasa, la envoltura de la luna es sólida, entonces se quiebra, y es por eso que se producen las fallas", explica Contreras.