Mundo

Congresista de Nueva York admitió haber mentido en su CV para ser elegido y se niega a renunciar

bbc
Por BBC News Mundo
Dijo que había trabajado en importantes firmas financieras y afirmó tener una carrera universitaria, pero una investigación periodística descubrió que todo era mentira.

Decía que era hijo de migrantes que se había convertido en "la encarnación total del sueño americano", pero en realidad su hoja de vida estaba llena de mentiras.

George Santos, un candidato republicano al Congreso de EE.UU. que salió elegido en las elecciones de noviembre, admitió haberse inventado su extenso currículum.

Santos, quien alega ser hijo de inmigrantes brasileños y ganó un escaño como representante por Nueva York, sostuvo que había trabajado en importantes firmas de Wall Street y que había completado una carrera universitaria. Todo era mentira.

También dijo provenir de un entorno familiar pobre y judío, habiendo sido educado en escuelas públicas, algo que también está ahora siendo cuestionado.

El político, quien también dijo ser gay, lo que lo convierte en el único republicano abiértamente homosexual en el Congreso de EE.UU., aseguró después de que se descubrieran sus mentiras que "todos hacemos cosas estúpidas en la vida".

No obstante, dijo que de todas formas asumirá su cargo el próximo 3 de enero cuando comience una nueva sesión legislativa en el país norteamericano.

George SantosGetty Images

Su realidad al desnudo

Las mentiras de Santos fueron reveladas en un reportaje del New York Times, luego de una revisión de documentos públicos que refutaron las afirmaciones que el republicano hizo durante su campaña electoral.

Santos, de 34 años, había asegurado que trabajó en Wall Street para Goldman Sachs y Citigroup. Ambos bancos lo negaron.

Cuando se publicó el reportaje en el New York Times, su abogado alegó que las afirmaciones que este contenía tergiversaron su historial y las describió como "difamatorias".

Luego el propio político le reconoció al New York Post que "nunca había trabajado directamente" para ninguno de los dos bancos y que había hecho una "mala elección de palabras".

Santos era empleado de una compañía llamada Link Bridge, de la que fue vicepresidente, y solo hizo negocios con los dos gigantes financieros, explicó.

También admitió que no fue a la universidad, a pesar de que anteriormente afirmó haber recibido un título del Baruch College de la ciudad de Nueva York en 2010.

Existen documentos que prueban que tuvo una organización sin fines de lucro llamada Friends For the Pets United, para ayudar a animales abandonados, pero el beneficiario de una de las actividades de recaudación de fodos realizada por la entidad nunca recibió el dinero.

Getty Images

Santos tampoco hizo público que estuvo casado con una mujer y que se divorció en 2019.

Los documentos financieros que hizo públicos durante su campaña lo presentaban como un hombre con dinero, que habría donado decenas de miles de dólares a otros candidatos.

Sin embargo, su supuesta empresa, Devolder Organization, no tiene página web ni tampoco un perfil en Linkedin, según reveló el New York Times. Tampoco existen pruebas de una supuesta fortuna familiar de Santos relacionada al mundo de los bienes raíces.

"No me gradué en ninguna institución de educación superior. Estoy avergonzado y lamento haber embellecido mi currículum", dijo tras destaparse sus mentiras.

"Mis pecados aquí están embelleciendo mi currículum. Lo siento", añadió.

No renunciará

Pese a las críticas de sus oponentes, el republicano insiste en que no es un criminal y afirma que cumplirá su mandato de dos años en el Congreso.

Santos, quien fue elegido al Congreso el 8 de noviembre para representar a parte de Long Island y Queens, derrotó al demócrata Robert Zimmerman, quien dijo que su rival había admitido ser un mentiroso y debía ser investigado por el Departamento de Justicia.

También sugirió que Santos debería "renunciar y postularse contra mí en una elección especial" y "enfrentar a los votantes con su verdadero pasado".