Mundo

"Me sentía como en una prisión": el relato de médicos extranjeros llevados a trabajar a Reino Unido

Por BBC News Mundo
Una investigación de la BBC revela los abusos y condiciones desventajosas a las que son sometidos muchos profesionales foráneos de la salud.

Los médicos extranjeros contratados en algunos de los países más pobres del mundo para trabajar en hospitales de Reino Unido afirman que están siendo explotados y creen que están tan sobrecargados de trabajo que temen poner en riesgo la salud de los pacientes.

Una investigación de la BBC ha descubierto que una empresa británica contrata a médicos de Nigeria para que trabajen en hospitales privados en condiciones no permitidas por la sanidad pública, el Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés).

Desde la Asociación Médica Británica (BMA) han calificado la situación de "chocante" y desde los gremios la han equiparado con la "esclavitud", reclamando que el sector privado cumpla con la legislación laboral nacional.

T13
Lee También >

[VIDEO] Putin es presionado para una "guerra total" en Ucrania

"Sabía que trabajar cansado ponía en riesgo a los pacientes"

Para su investigación la BBC conversó con varios médicos extranjeros, entre ellos un joven nigeriano que trabajó en 2021 en el hospital privado de Nuffield Health, ubicado en la ciudad inglesa de Leeds, a 315 kilómetros al norte de Londres.

El doctor Augustine Enekwechi afirmó que su horario era extremo -de guardia las 24 horas durante una semana- y que no le dejaban salir del centro sanitario.

Una fila de personas en Lagos.BBC

"Era como estar en una prisión", declaró, al tiempo que admitió que el cansancio era tan intenso que en ocasiones le preocupaba no poder funcionar correctamente.

"Sabía que trabajar cansado ponía en riesgo a los pacientes y me ponía en riesgo a mí también, eso sin contar los posibles litigios", dijo. "Me sentía impotente, indefenso, ya sabes, con un estrés constante y pensando que algo podría salir mal".

Los responsables de Nuffield Health rechazaron las acusaciones y aseguraron que a sus médicos se les ofrecen descansos regulares, tiempo libre entre turnos y la posibilidad de cambiar de turno si es necesario.

La empresa añadió que su prioridad es "la salud y el bienestar de los pacientes y de los miembros del equipo del hospital".

Enekwechi fue contratado para el centro por una empresa privada, NES Healthcare. Esta empresa está especializada en la contratación de médicos extranjeros, muchos de ellos nigerianos, para que se desempeñen como residentes, los cuales se hallan principalmente en el sector privado.

El doctor admitió que estaba tan emocionado por la oferta de trabajo que apenas miró el contrato.

El contrato le excluía de las protecciones previstas en la legislación laboral británica relativas la cantidad de horas de trabajo y le dejó expuesto a una serie de deducciones salariales.

La punta del iceberg

El caso de Enekwechi no es el único. La BMA y la Asociación de Médicos le dieron a File on 4 y Newsnight de la BBC acceso exclusivo a los resultados de un cuestionario realizado a 188 médicos residentes. La mayoría de los profesionales fueron contratados por NES, pero algunos trabajaban para otras empresas.

Getty Images

El 92% de los profesionales sanitarios fueron contratados en África y la mayoría, el 81%, en Nigeria. La mayoría se quejaba de las excesivas horas de trabajo y de las injustas deducciones salariales.

Desde hace años, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido contra la "contratación activa" de médicos y enfermeras de países en desarrollo con grave escasez de personal médico.

La OMS ha elaborado una lista de 47 de esos países, la mayoría de ellos en África. El gobierno de Reino Unido ha incorporado esa lista a su propio código de prácticas, llamándola "lista roja". De acuerdo con esa lista Nigeria es un destino prohibido para los reclutadores médicos del país.

Obviando las normas

Pero si las empresas no pueden contratar médicos en Nigeria, entonces ¿cómo llegan estos profesionales a Reino Unido? La BBC viajó al país y constató otro aspecto preocupante de esta historia.

En una sala de exámenes de Lagos, la ciudad más grande del país africano, cientos de médicos esperaban por el examen de la Junta de Evaluación Profesional y Lingüística, o PLAB 1.

La prueba realizada por el Consejo Médico General (GMC, por sus siglas en inglés) es el primer requisito que exigen las autoridades médicas británicas para obtener una licencia para trabajar en Reino Unido.

retrato del doctor Femi JohnsonBBC

Los médicos con los que hablamos dijeron que se sentían atraídos por la posibilidad de obtener salarios más altos y mejores condiciones de trabajo. El evento fue supervisado por personal del British Council, una organización patrocinada por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El GMC también ofrece los exámenes en otros países que figuran en la "lista roja" como Ghana, Sudán, Pakistán y Bangladesh.

Tanto el GMC como el British Council negaron estar implicados en el "reclutamiento activo" y afirmaron que se limitan a prestar un servicio a los médicos que quieren venir a Reino Unido de forma independiente, algo que está permitido por las directrices.

En el caso de Enekwechi, estaba estudiando la segunda parte de los exámenes PLAB, cuando NES Healthcare se puso en contacto con él y le ofreció el patrocinio del visado y un posible trabajo.

Aunque parece que se trató de una "contratación activa", NES lo negó, alegando que no es una agencia de contratación y que solo se relaciona con médicos extranjeros una vez que se han comprometido a ejercer en Reino Unido.

Sin embargo, desde el Ministerio de Sanidad aseguraron que el código de buenas prácticas sí aplica a NES, por lo que la empresa lo estaba incumpliendo.

Más casos

La BBC habló con otros médicos africanos contratados por NES. Todos tenían historias similares sobre lo que suponían en realidad los términos y condiciones de sus contratos, una vez que habían comenzado a trabajar en hospitales británicos.

BBC

El doctor Femi Johnson fue enviado a un hospital distinto al que le tocó a Enekwechi, pero dijo que también le exigieron que trabajara jornadas de 14 a 16 horas y que luego estuviera de guardia durante la noche.

"Estaba agotado, cansado, necesitaba dormir. No es humanamente posible hacer esto durante siete días", se quejó.

El médico narró que si solicitaba un descanso NES tenía derecho a descontarle dinero de su sueldo. La empresa, por su parte, justificó esto diciendo que era para cubrir el coste de encontrar un médico sustituto.

"En situaciones así, siempre mantengo esa discusión interna con mi yo interior: 'Femi, ¿estás haciendo lo correcto por ti mismo y estás haciendo lo correcto por el paciente?", dijo. "Por desgracia, no siempre he podido responder a esa pregunta".

Médicos de primera y de segunda

Algunos médicos contratados por NES han recibido ayuda de la doctora Jenny Vaughan, de la Asociación de Médicos. Vaughan ha recibido muchas quejas de médicos residentes y afirmó que el sistema sanitario británico tiene dos estándares: uno para los médicos del NHS y otro para los extranjeros que trabajan en el sector privado.

Retrato de Emma Runswick, vicepresidente de la BMABBC

Los médicos que trabajan en la sanidad pública solo pueden trabajar hasta 48 horas semanales, y en casos excepcionales, hasta 72 horas.

"Ningún médico del NHS hace más de cuatro noches seguidas, porque sabemos que francamente no es seguro", explicó Vaughan.

"Se trata de un trabajo comparable a la esclavitud con exceso de horas, algo que creíamos que había desaparecido hace 30 años. No es aceptable para los pacientes por razones de seguridad. No es aceptable para los médicos", agregó.

Por su parte, la vicepresidenta de la BMA, Emma Runswick, no dudó en calificar la situación de "vergüenza para la medicina británica".

"Nuestros colegas internacionales han recorrido un largo camino hasta Reino Unido y se han encontrado con unas condiciones tan explotadoras que resulta increíble", lamentó.

NES Healthcare aseguró que ofrece a los médicos "una vía segura y de apoyo para hacer una carrera en el NHS y en el sistema sanitario británico en general y que su trabajo es de 'gran beneficio para el público británico'".

Revisa las noticias internacionales a continuación: