Mundo

China: joven "afeminado" se suicida en medio de campaña para que jóvenes sean más varoniles

bbc
Por BBC News Mundo
Zhou Peng, de 26 años, apareció muerto hace poco en la provincia de Zhejiang, en el oriente de China, en un aparente suicidio.

Zhou Peng, de 26 años, apareció muerto hace poco en la provincia de Zhejiang, en el oriente de China, en un aparente suicidio.

Poco antes de que encontraran su cadáver, al parecer, publicó una carta en internet en la que reconocía que había sufrido acoso por ser "demasiado afeminado".

"Se supone que los chicos deben ser traviesos, pelear y decir groserías. Los chicos que son demasiado callados y educados son afeminados y llamados mariquitas", escribió.

"Puede que me pareciera un poco a una niña cuando era más joven, pero me vestía 'normalmente' y no intenté imitar a las niñas", escribió el joven fotógrafo, que también usaba el seudónimo de Ludaosen.

"Sin embargo, fui intimidado en la escuela, abusado verbalmente, condenado al ostracismo, amenazado... y me gritaron todo tipo de insultos", se lee en la carta.

Su muerte ha provocado conmoción en el país asiático, donde el gobierno ha impulsado una campaña para que los jóvenes sean "más varoniles"

La policía china no dio detalles sobre la muerte, solo dijo que habían descartado el homicidio.

Pero para los cientos de miles de usuarios de las redes sociales que compartieron la carta de 5.000 palabras en el sitio de microblogging Weibo se trató de un caso de suicidio.

Los debates

Además de suscitar debates fervientes sobre la salud mental y el acoso, la carta también planteó preguntas sobre cómo debería verse un hombre chino o cómo debería comportarse.

"Tenía una apariencia delicada y una personalidad aparentemente gentil. Todos estos son puntos buenos y, sin embargo, fue intimidado solo porque no estaba en línea con los ideales masculinos tradicionales", comentó un usuario de Weibo.

"¿De cuántos otros chicos se han reído por su mirada suave y su voz delicada? ¿Quiénes somos nosotros para dictar lo que es aceptable o no? No han hecho nada malo", añadió.

Otro escribió sobre cómo el caso trajo recuerdos "vergonzosos" de cuando él y sus compañeros de clase se burlaban incesantemente de un chico que pensaban que era "afeminado" durante sus años escolares.

"Pensando en retrospectiva, estoy tan avergonzado. Solo estábamos bromeando, pero podría haber causado un trauma real", escribió.

Los datos sobre el acoso en China son escasos, pero un documento de la Revisión de Servicios para Niños y Jóvenes de 2019, que envió cuestionarios a más de 3.000 jóvenes, encontró que más del 35% de los encuestados se identificaron como víctimas del acoso tradicional.

Mientras, más del 31% dijo haber sido víctima de ciberacoso.

La investigación indicó que ser hombre, asistir a un internado, un bajo rendimiento académico y una mala relación con los padres se encuentran entre los principales factores para ser acosados.

No se permiten "mariquitas"

La intolerancia de los hombres supuestamente "afeminados" no es exclusiva de la cultura china, pero el gobierno de Pekín respalda abiertamente la postura, incluso la promueve activamente.

Barcroft Media/Getty Images

A principios de este año, el Ministerio de Educación llamó a las escuelas a reformar su oferta de educación física, en un aviso con un título que no dejaba dudas sobre su objetivo final: "Propuesta para prevenir la feminización de los adolescentes varones".

El texto aconsejaba contratar deportistas jubilados y personas con antecedentes deportivos para ayudar a desarrollar el deporte con miras a "cultivar la masculinidad de los estudiantes".

La convocatoria tuvo lugar meses después de que el principal asesor político chino, Si Zefu, expresara su preocupación de que existía una tendencia entre los jóvenes varones chinos hacia la "feminización", que "inevitablemente pondría en peligro la supervivencia y el desarrollo de la nación china" a menos que se "gestionara eficazmente" la situación.

Luego, en septiembre, el regulador de radiodifusión de China emitió una prohibición sobre la aparición de hombres "afeminados" en canales de televisión y transmisión de videos, incluso utilizando un término chino despectivo.

Los programas, según el documento, no deben presentar "hombres mariquitas y otras estéticas anormales", decía en un aviso, que utilizaba el término niangpao, un insulto para los hombres "afeminados".

El doctor Wang Shuaishuai, un experto en cultura digital de la Universidad de Ámsterdam, le dijo a la BBC que se quedó "sorprendido" cuando vio el término escrito en una comunicación oficial.

Xi JinpingAFP

"Ahora, los jóvenes van a pensar que está bien usar este insulto de género para atacar a otros", comenta.

"Porque si el gobierno aprueba este tipo de lenguaje, ¿quién más puede decir que está mal usarlo en la escuela?", agrega.

"Lobo Guerrero"

No es una coincidencia que el impulso de la masculinidad en China se esté produciendo en paralelo a la forma agresiva de diplomacia internacional del presidente Xi Jinping, dijeron expertos a la BBC.

"Crear un sentimiento de 'nosotros contra el mundo', meterte en peleas con países de todo el mundo, posar agresivamente y promover políticas para la 'autosuficiencia', son actitudes que no concuerdan con la suavidad de la metrosexualidad", opina el doctor Jonathan Sullivan, director de programas de China en el Instituto de Investigación de Asia de la Universidad de Nottingham, en Inglaterra.

En un cambio en la estrategia del exlíder Deng Xiaoping de mantener un perfil bajo, China ha adoptado en los últimos años lo que los observadores han denominado la "diplomacia del lobo guerrero".

Grupo chino TF BoysVCG/Getty Images

Tomando su nombre de las películas homónimas al estilo de Rambo, en las que las fuerzas especiales de élite chinas se enfrentan a mercenarios liderados por Estados Unidos, la estrategia se caracteriza por que los diplomáticos chinos utilizan una retórica de confrontación, a veces incluso abusiva.

Este enfoque culminó con un discurso desafiante pronunciado en julio, cuando Xi advirtió que China no sería "intimidada" u "oprimida" por potencias extranjeras.

"La demanda de Xi de una postura nacional sólida y el relieve de una expresión de masculinidad más dura están conectados", opina Sullivan.

Al mismo tiempo, el ataque a los hombres "afeminados" en la televisión se produce en medio de una represión más amplia contra las celebridades y las grandes tecnologías, las cuales tienen una influencia increíble en los jóvenes de China.

Una vez más, dicen los observadores, esto tiene que ver con la agenda más amplia de Xi de moldear su versión de la nueva China, una que es "socialista con características chinas", sin espacio para influencias extranjeras aparentemente desagradables.

"Muchas de las estrellas jóvenes más importantes de China en los últimos años han desafiado los ideales masculinos tradicionales, gracias en gran parte a la influencia del pop coreano", dice Wang.

"Pueden usar aretes o maquillaje, y los fanáticos jóvenes los adoraban por eso. Pero la sociedad china todavía es muy conservadora en general, y el gobierno quiere mantener eso".

Celebridades y ciudadanos comunes

Celebridades masculinas jóvenes como el grupo TF Boys y el cantante y actor Lu Han, celebrados por sus rasgos delicados y frescos, tienen millones de fanáticos que llegan a extremos para mostrar su amor por ellos.

Cantante Lu HanGetty Images

Y dado que muchas de estas celebridades populares "afeminadas" aparecen en sitios de transmisión de video propiedad de las grandes tecnológicas, a diferencia de la televisión estatal, se convierten en "objetivos obvios", opina Wang.

"En este caso, también puede verse como otra parte de la campaña en curso de China contra las grandes tecnológicas, que el gobierno ve como una amenaza a su capacidad para controlar a sus ciudadanos", agrega.

Pero mientras que las celebridades tendrán que repensar su imagen por el momento, el mayor temor de Wang es la seguridad del ciudadano común.

"La violencia de género, el acoso y la intimidación probablemente aumentarán, porque el gobierno esencialmente ha hecho que estén bien vistas", dice.

"Es terriblemente triste".